• Regístrate
Estás leyendo: Iglesia denuncia ataque a bastión opositor en Nicaragua
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 11:15 Hoy

Iglesia denuncia ataque a bastión opositor en Nicaragua

El arzobispo auxiliar de Managua dijo que fuerzas de Daniel Ortega estaban atacando la ciudad de Masaya, considerada el bastión de los opositores al régimen.
Publicidad
Publicidad

Fuerzas combinadas del gobierno del presidente Daniel Ortega lanzaron un ataque sobre la ciudad rebelde de Masaya, en un nuevo intento de desarticular la resistencia en el barrio de Monimbó, símbolo de las protestas que hasta el momento dejan unos 280 muertos en tres meses, informó la Iglesia Católica.

"¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote" de ese templo, escribió en Twitter el arzobispo auxiliar de Managua, Silvio Báez.

La acción de las fuerzas gubernamentales, que la oposición llama "operación limpieza", se concentra sobre el barrio indígena de Monimbó, donde la población ha levantado barricadas de adoquines de hasta dos metros.

Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas!", agregó Báez.

Las campanas de las iglesias sonaron al tiempo que ráfagas de armas de todo calibre se escucharon por todos lados de Masaya, dijeron testigos que llamaron a emisoras de Managua.

Unas 37 camionetas llenas de antimotines y parapolicías fuertemente armados ingresaron desde la madrugada por los cuatro costados de Masaya, 30 kilómetros al sur de Managua, según imágenes subidas en las redes sociales por vecinos de la ciudad.

"Nos están atacando por varios puntos de aquí de Monimbó", dijo en un audio enviado por WhatsApp el dirigente del Movimiento de Estudiantes 19 de Abril, Cristian Fajardo.

La ciudad de Masaya se declaró en rebeldía en abril, cuando iniciaron las protestas antigubernamentales que reclaman la salida del poder de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

El domingo pasado, un amplio operativo en Masaya y ciudades vecinas dejó al menos 10 muertos y numerosos heridos, según organismos de derechos humanos. La policía confirmó sólo dos víctimas fatales, incluido uno de sus agentes.

Por su parte, la ONU  y  Estados Unidos acusaron al gobierno de Nicaragua de graves violaciones a los derechos humanos y de emprender “operaciones llamadas de limpieza” contra la oposición.

"El personal del Alto Comisionado en el terreno señala que se cometió una amplia sucesión de violaciones de los derechos humanos, incluyendo ejecuciones extrajudiciales, casos de tortura, detenciones arbitrarias", declaró a los medios un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, en Ginebra.

Indicó, asimismo, que la ONU denuncia la nueva ley antiterrorista aprobada el lunes por el Parlamento de Nicaragua, ya que su "formulación muy imprecisa".

Esta ley considera a un terrorista como "alguien que causa muertos o heridos o destruye infraestructuras públicas o privadas para intentar intimidar a la población y perturbar el orden constitucional", es decir que puede "considerar así a una persona que sólo ejerce su derecho a protestar", advierte la ONU.

El secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, pidió detener los ataques.

"Instamos enérgicamente al Presidente Ortega a que no ataque a Masaya. La continua violencia y derramamiento de sangre promovidos por el gobierno en #Nicaragua deben cesar inmediatamente. El mundo está observando", dijo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.