• Regístrate
Estás leyendo: Hoy se decide la geografía electoral en el Edomex
Comparte esta noticia

Hoy se decide la geografía electoral en el Edomex

La tendencia muestra que, en promedio, sólo uno de cada dos acude a las urnas, aunque para este proceso se espera que aumente la participación.
Publicidad
Publicidad

Hoy cambiará la geografía política electoral en el Estado de México. Se espera una votación cercana a 70 por ciento, aunque lo deseable sería que 11.8 millones de mexiquenses decidan la nueva conformación de la Legislatura y los 125 cabildos municipales.
La tendencia de los procesos electorales locales ha demostrado que los mexiquenses no son electores fieles a un partido, sólo nueve de 195 han sido priístas toda la vida; tampoco son muy participativos; en 2015 no acudieron a votar 5.5 millones de mexiquenses, una cifra superior a la población de Nuevo León.
Desde 1990 la oposición ha ido restando espacios al PRI, alguna veces con mayor y otras con menor daño, dejando en una ocasión al PRD como primera fuerza y en otra al PAN, que igual a otros institutos políticos han ido construyendo sus bastiones y hoy llegan a las urnas con 42 de los 125 ayuntamientos y grandes posibilidades de ampliar y modificar su territorio.
En teoría fueron campañas cortas, dentro de un proceso largo, que nació cuando no se había terminado la elección de gobernador, donde los morenistas se coronaron como la primera fuerza electoral, aunque no ganaron la gubernatura que quedó en manos de la coalición PRI-PVEM-NA.
La queja recurrente fue la violencia: asesinatos, lesionados, trifulcas, amenazas, renuncias y el reacomodo de candidaturas en una de cada 10 y la judicialización del proceso que hasta hoy ha llevado más de 689 recursos al Tribunal Electoral estatal.
De estos: 405 fueron Juicios para la protección de los derechos político electorales del ciudadano local, donde fundamentalmente se pelearon las candidaturas; 50 recursos de apelación, 152 procedimientos especiales sancionadores, 80 procedimientos sancionadores ordinarios y 2 asuntos especiales.
A la jornada electoral se llegan con 28 juicios en instrucción, pero ninguno de ellos relacionado con designaciones de candidatos, informó el TEEM, luego de aplicar sanciones menores que le fueron revisadas por la Sala Toluca y la Sala Superior.

Entidad políticamente dividida

Desde hace varios trienios la entidad ha dejado de ser priista. Las tres principales fuerzas han tenido presencia en los municipios más grandes y ricos, como es Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Nezahualcóyotl y en la capital mexiquense, logrando su máximo histórico en 2007, cuando distintos partidos al PRI encabezaron 70 de los 125 ayuntamientos, dejando sólo la zona rural al tricolor.


En sólo tres años, luego de un crecimiento ascendente desde 1990 cuando tuvieron cinco ayuntamientos, en 2009 la oposición cayó a sólo 27 localidades, perdiendo sus bastiones. En 2012 apenas y se recuperaron levemente al subir a 31 y en la pasada elección llegaron a 42, lejos de lo que fueron en 2006, sin Toluca, Huixquilucan ni Ecatepec, donde habían hecho presencia.


Hoy el PRI gobierna a la mayoría de mexiquenses. Tiene 83 localidades y entre ellas el municipio más poblado, Ecatepec, que en una ocasión fue gobernado por el PAN y en otra por el PRD. También tiene a la sede de los poderes, que por 12 años fue azul.


En segundo lugar está el PAN con 18 municipios: Atizapán de Zaragoza, Coyotepec, Chapa de Mota, Chapultepec, Huehuetoca, Huixquilucan, Ixtapan del Oro, Tenango del Aire, Tianguistenco, Xonacatlán, Xalatlaco, Jilotzingo, Melchor Ocampo, Naucalpan, Ozumba, San Antonio la Isla, Soyaniquilán y Temascalapa,


La tercera fuerza a nivel municipal es el PRD, con 16 municipios, donde no suelta su cuna: Nezahualcóyotl, Nextlalpan, Ocuilan, San Simón de Guerrero, Tlatlaya, Tultepec, Villa de Allende, Villa Guerrero, Zacazonapan. Valle de Chalco, Luvianos, Amatepec, Capulhuac, Cocotitlán, Donato Guerra e Isidro Fabela.


El PES en su primera aparición a nivel estatal logró Amecameca y Texcalyacac; Nueva Alianza Cuautitlán Izcalli y Jilotepec; el PT Otumba y Amanalco.


Con uno están Movimiento Ciudadano en Tepotzotlan y Morena en Texcoco, una zona que tradicionalmente había sido perredista pero con la división del sol azteca pasó a manos de Morena que igualmente le restó votos en otras localidades al PRD que compitió solo porque el PT en esa ocasión se unió al PAN.


Para Morena fue su primera elección. En 20017 pasado su segunda prueba con el mejor resultado que haya esperado, quedándose a menos de 3 puntos del primer lugar que ocupó la coalición tricolor.


El temor a perder más espacios hizo al PRI sacar toda la maquinaria pesada y dar no sólo oportunidad a sus mejores cuadros, sino repetir piezas, bajarlas de la Cámara federal para luchar por alcaldías y al igual que la oposición les dio el visto bueno a 41 alcaldes para buscar la reelección en 31 municipios.


Probarán fidelidad cinco ayuntamientos

De acuerdo a los resultados electorales de las elecciones de casi tres décadas los únicos municipios fieles al PRI han sido: Acambay, Atlacomulco, Chimalhuacán, San Felipe del Progreso y Villa Victoria.


Cuatro de estos municipios forman parte de las localidades municipios más pobres y marginados de la entidad, de acuerdo al Coneval, con alta población indígena, pocos servicios, salvo el caso de Atlacomulco, cuna de gran parte de los políticos que han gobernador esta entidad y el país, como es el caso del actual presidente, Enrique Peña Nieto.


Esta elección será la prueba de fuego para que estas localidades sigan invictas como priistas o hagan lo que el resto del estado y den paso a la alternancia, como lo ha hecho Ozumba con cinco partidos políticos en la alcaldía: PRI, PRD, PAS, PT, PAN o Chiconcuac que del PRD se fue al PT, luego a Convergencia, PAN y al PRI. 

Fundamental la participación

Entre las grandes características electorales que tiene la entidad está su baja participación. La tendencia en elecciones de este tipo muestra que en promedio, sólo uno de cada dos acude a las urnas, con mayor presencia en jornadas concurrentes como fue la de 2012 con 67.7 por ciento, pero en 2006 sólo acudió 43 por ciento, 52.2 por ciento en 2009 y 50.4 por ciento en 2015.


El total de ciudadanos que no ejercen su derecho equivale al de entidades completas, como podría ser Michoacán en 2009, cuando no acudieron a la urnas 4 millones 709 mil 556 personas, cifra que supera la población michoacana que el Inegi reconoce, de 4.5 millones.


En 2012 no votaron 3 millones 326 mil 891 mayores de 18 años. Algo parecido a que toda Baja California le hubiesen negado la posibilidad de elegir a sus autoridades. El número de no votantes supera también la población de Sinaloa, Coahuila, Hidalgo, Sonora, San Luis Potosí, Tabasco, Yucatán, Querétaro, Morelos, Durango, Zacatecas, Quintana Roo, Aguascalientes, Tlaxcala, Nayarit, Campeche, Baja California Sur o Colima.


Hace tres años, en 2015, la cifra de no participantes aumentó tanto en términos porcentuales como en números absolutos, pues en 2012 faltó 32.3 por ciento, pero en esta elección 49.6 por ciento no acudió a las urnas, es decir 5.5 millones de votantes a quienes no les importó quien gobernaba su localidad o llegaba al Congreso local o no tuvieron una opción viable.


El crecimiento de la abstención representó 2.2 millones de personas más entre 2012 y 2015, pero en esta ocasión que las elecciones presidenciales muestran datos distintos a otros procesos, se espera que se revierta la tendencia y sufrague más gente.


El consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Pedro Zamudio, prefiere no entrar en polémica ni aventurarse a dar cifras de participación. Sabe que esta es impredecible y aun cuando se habla de las mejores condiciones para que este 2018 se vuelquen en las urnas sólo se limita a decir “esperamos sea mayor a la del año pasado que fue 53 por ciento”.


El vocal de la Junta local del INE, Joaquín Rubio Sánchez, es más puntual en las metas por las cuales trabajaron y apunta que la participación aumente en esta ocasión hasta 70 por ciento, tomando como base la última elección coincidente, de 2012, donde votaron 67.7 por ciento de los electores.


La tendencia, indicó, ha mostrado que los jóvenes son quienes menos votan, los más apáticos. Sólo estrenan su credencial y no vuelven a las urnas hasta después de los 30. Sin embargo, en esta ocasión esperan que sean de los más participativos por la fuerza de las redes.


“El llamado es que salgan a votar. Todo va a estar en calma, su seguridad está garantizada. Queremos que los mexiquenses se vuelquen a las urnas y digan no a la violencia. Esperamos una importante votación, superior a las anteriores; salvo la del 94 de 74 por ciento con condiciones totalmente distintas, la aparición del EZLN, el crimen de un candidato” añadió.


Congreso: la joya de la corona

Además de la presencia en los municipios más grandes e importantes la apuesta de todos es tener la mayoría en el Congreso, y si es posible absoluta para que puedan sacar adelante varios proyectos de ley y políticas que impacten en toda la entidad.


Para el PRI es importante conservar la mayoría para apoyar las iniciativas del gobierno, pero la oposición tiene en la mira este espacio. El Frente opositor, conformado por el PRD-PAN-MC está seguro de poder ganar la mayoría, pero lo mismo dice Morena, a quien los expertos ubican en mejor posición que a la oposición tradicional.


Hoy, la moneda está en el aire. Compiten en distritos con demarcaciones distintas. En 2015 de los 45 distritos de mayoría seis fueron para el PRD, todos los de Nezahualcóyotl y el de Santo Tomás de los Plátanos; cuatro para el PAN: en Atizapán, Tlalnepantla, Naucalpan y Cuautitlán Izcalli.


Morena sólo tenía el de Texcoco, pero de acuerdo a lo obtenido en 2017 su fuerza ha subido considerablemente y con el arrastre de la figura del candidato presidencial podría generar un amplio impacto en uno de los tres poderes, donde se debe decidir realmente la distribución presupuestal, leyes, acuerdos y políticas de gran impacto.


De acuerdo a la fuerza de cada uno en esta elección distrital es como conservarán su registro. Necesitan 3 por ciento de los votos para no desaparecer y para tener derecho a financiamiento durante los siguientes tres años, además para acceder a la distribución de los 30 espacios de representación proporcional, con los cuales tendrán su fuerza real en la entidad.


Este domingo, a partir de las 20:00 horas, con cortes cada 20 minutos, el PREP local irá dibujando el nuevo escenario electoral local, pero será hasta el miércoles que se den los resultados oficiales y con ellos la distribución de espacios plurinominales en los 125 ayuntamientos y en la Legislatura local.

MMCF


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.