Modifican el proyecto; no habrá bloqueos a internet

Los usuarios gozarán de derechos específicos, como portabilidad y la no restricción a cualquier aplicación, establece el dictamen.
Se eliminó el apartado que proponía inhibir señales.
Se eliminó el apartado que proponía inhibir señales. (Especial)

México

La reforma de telecomunicaciones eliminó la posibilidad de que el gobierno obligara a los concesionarios a bloquear señales de internet a los usuarios por causas de seguridad pública; sin embargo, determinó que esta colaboración con la justicia se vincule a leyes en la materia, como los códigos procesales penales, la Ley de Seguridad Nacional y General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En otros temas, el proyecto de dictamen circulado ayer pretende elevar hasta 38 por ciento la publicidad en las televisoras, al plantear que de 18% que tienen hoy, se eleve hasta 20%, cuando transmitan producciones independientes. Las radiodifusoras podrán comercializar hasta 40% de sus espacios y la televisión de paga o restringida solo 6%.

En el dictamen se corrobora que la transición analógica deberá quedar lista en 2015, la interconexión telefónica tendrá un plazo de un año para bajar a tasa cero en lada y móviles.

Respecto a los usuarios, se estableció que gozarán de derechos específicos, como portabilidad de número, no bloqueo de equipos, neutralidad o no restricción a cualquier aplicación.

Por lo que toca al internet, "se atendió esta crítica, ya que en el dictamen se eliminó el texto que otorgaba la facultad de bloquear o inhibir señales", explicó el panista Javier Lozano.

El dictamen elimina todo el capítulo en el que se proponía ampliar las facultades para las instancias de seguridad nacional sobre geolocalización en tiempo real e intervención de comunicaciones de particulares. Además, la iniciativa presidencial pretendía permitir el bloqueo o inhibición de señales en actos y lugares críticos para la seguridad pública y elevar de 12 a 24 meses el plazo para guardar la información o datos por parte de los concesionarios.

El dictamen prevé que los concesionarios deberán atender los mandatos por escrito, fundados y motivados de las autoridades competentes "de conformidad con las leyes, en los términos del artículo 16 constitucional".