Nueve hidalguenses podrían alcanzar pena capital en EU

Desde 2008, la Fiscalía de la Unión Americana solicitó la pena capital para dos hidalguenses de las regiones de Tulancingo y Metztitlán.
Están todavía en proceso, dice Erika Saab.
Están todavía en proceso, dice Erika Saab. (Héctor Mora)

Pachuca

Nueve hidalguenses recluidos en prisiones de Estados Unidos por delitos graves podrían alcanzar la máxima sentencia que dicta el gobierno de ese país: cadena perpetua o pena de muerte.

En tres casos, el fiscal ya solicitó la pena capital para migrantes originarios de las regiones de Ixmiquilpan, Tulancingo y Metztitlán, que consiste en la aplicación de una inyección letal o en ser enviados a la silla eléctrica; sin embargo, el proceso jurídico continúa y esta condena aún no es definitiva, informó la coordinadora general de Apoyo al Hidalguense en el Estado y el Extranjero, Erika Saab Lara.

“No hay una sentencia definitiva, están todavía en proceso, hay quienes tienen cinco años, siete años y tres años purgando una pena”, dijo la funcionaria, quien especificó que es el delito de homicidio el que tiene a los tres connacionales presos en California, Texas e Illinois.

Añadió que también por asesinato, otro hidalguense ya fue sentenciado a cadena perpetua.

“Cada caso es un expediente diferente y debe de tener una estrategia de defensa distinta, para poder apoyar a la familia nosotros le hacemos entrega de constancias de no antecedentes penales en México, eso ayuda, además de las estrategias que pueda emprender la Secretaría de Relaciones Exteriores con su equipo de abogados”, agregó.

“De manera personal –expuso– puedo decir que la pena capital es una violación a los derechos humanos, Estados Unidos debería de caminar hacia un intercambio de penas que no estén relacionadas con privar de la vida a nadie. Hay otras formas de purgar una pena”.

Comentó que como en México no está vigente la pena de muerte, a través de las oficinas de atención al migrante en las entidades, en colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores, han solicitados al gobierno estadunidense cambiar las sentencias a mexicanos que se encuentran en esta situación por cadena perpetua, sin recibir respuesta.

La coordinara dio a conocer que en total son casi 60 paisanos recluidos en cárceles del país norteamericano, 85 por ciento de ellos por faltas administrativas como haber regresado a la Unión Americana sin documentación cuando ya habían sido deportados.

“Lo mínimo que hemos tenido son tres meses, pero la mayoría, por incurrir en esa falta, pasa entre seis y ocho meses en las cárceles de Estados Unidos”.

LARGO PROCESO

Desde 2008, la Fiscalía de Estados Unidos solicitó la pena capital para dos hidalguenses de las regiones de Tulancingo y Metztitlán, por el delito de homicidio. A la fecha, el proceso no ha avanzado, para que esta sentencia sea ratificada o denegada.

:CLAVES

RECLUSOS

En tres casos, el fiscal ya solicitó la pena capital para migrantes hidalguenses originarios de las regiones de Ixmiquilpan, Tulancingo y Meztitlán.

Esta consiste en la aplicación de una inyección letal o en ser enviados a la silla eléctrica.

Sin embargo, el proceso jurídico continúa hasta la fecha y esta condena aún no es definitiva, informó la coordinadora general de Apoyo al Hidalguense en el Estado y el Extranjero, Erika Saab Lara.