Priistas “ensayan” campaña en informe de Héctor García

Legisladores, directivos del tricolor, funcionarios estatales y municipales acuden a escuchar las palabras del diputado federal.
El legislador federal del PRI, Héctor García.
El legislador federal del PRI, Héctor García. (Especial)

Guadalupe

Con el estilo del viejo PRI y un ambiente circense, el informe del diputado Héctor García fue como un ensayo de lo que serán las próximas campañas de los candidatos en el proceso electoral que se avecina.

Hubo de todo: confeti, estruendoso toque de tambores y los y las suspirantes promoviendo, a través de sus asistentes, la ovación mayor, como si esa simpatía forzada fuera determinante para obtener las anheladas candidaturas.

El evento se desarrolló en el centro de convenciones Casa Real, una réplica del Palacio de Gobierno al que aspiran llegar los que se sienten con méritos para recibir el respaldo de su partido.

Antes de rendir el informe, el diputado García, a quien hace tres años le quitaron la candidatura a la alcaldía de Guadalupe por no ser de la CTM, sino del sector popular, se proyectaron videos de actividades y mensajes, un adelanto de su informe.

El legislador habló sobre la aprobación de las Reformas Estructurales, pero hizo énfasis en la laboral, en la que se priorizaron los derechos de los trabajadores y patrones.

“Unos, para conquistar el sueño de un empleo digno; para otros, certeza jurídica que les permitiera ser generadores de miles y miles de empleos. Y finalmente, para que los trabajadores mexicanos sean competitivos ante el mundo global que nos alcanza”.

Otro aspecto que destacó fue su labor como presidente de la Comisión Especial Cuenca de Burgos en la Cámara de Diputados, en donde reconoció el trabajo realizado por el gobernador Rodrigo Medina para apuntalar al Estado como la capital energética de México.

“Después de múltiples reuniones con todos los segmentos de la sociedad, desde el más prominente industrial, hasta el más humilde campesino, así como con las diversas autoridades, no queda duda que la Cuenca de Burgos y las grandes reservas de gas con las que cuenta Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, generarán a nuestra región riqueza, entendida ésta como la llegada de grandes inversiones nacionales y extranjeras; entendida ésta como la oportunidad de miles de jóvenes que se les abren las puertas para ingresar a la industria petroquímica”, agregó.

La ausencia de la senadora Ivonne Álvarez llamó la atención, aunque sí asistieron sus otras dos compañeras: Marcela Guerra y Cristina Díaz.

Los aplausos fueron casi, casi parejos a los protagonistas de ambos sectores, el obrero y popular, pero fueron superados por el ruidoso toque de tambores a favor de Héctor García.

En primera fila, el alcalde César Garza Villarreal se la pasó mandando mensajes vía su telefonía móvil, o sea, no le puso atención al informe.

En esa larga fila, destacó la presencia de compañeros diputados federales del informante, como Jorge Mendoza Garza, Benito Caballero y María de Jesús Huerta.

La secretaria del Ayuntamiento en ese municipio, María de Jesús Aguirre, también distrajo su atención aunque por poco tiempo para contestar algunos mensajes que le enviaron.

El representante del gobernador Rodrigo Medina fue el secretario de Desarrollo Social, Federico Vargas, único que habló después del informe del legislador y lo hizo brevemente, para no continuar aburriendo a la concurrencia.

Por un error de quien manejó el evento como maestro de ceremonias, algunas filas de las graderías se quedaron solas, pues la gente se empezó a salir.

También estuvo el diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza, el delegado del CEN del PRI, Félix González Canto; y el dirigente del PRI estatal, Eduardo Bailey Elizondo.

Durante todo el evento, al lado de la tarima principal, estuvieron los hombres y mujeres en zancos, dándole un toque circense a este evento de un PRI que se resiste a superar los viejos tiempos que siguen estando presentes.