Realizan guardia de honor a auditor superior

El acto solemne se llevó a cabo en la Sala de Sesiones del Congreso del Estado.

Monterrey

El Congreso del Estado rindió este jueves un homenaje al Auditor Superior del Estado, Sergio Marenco Sánchez, quien falleció la mañana de este miércoles víctima de un cuadro de influenza, neumonía y un virus, y que lo mantenía hospitalizado desde el pasado mes de diciembre.

En punto de las 11:00 horas de este jueves arribaron al Congreso del Estado los restos del Contador Público, a fin de que se le rindiera una Guardia de Honor por parte de los diputados locales de la actual legislatura.

El homenaje se realizó afuera del Salón de Plenos de la Legislación a donde acudieron su esposa Luz María Irene Zavala Cortés y sus hijos Saúl, Sergio Gerardo y Rodrigo Marenco Zavala, así como más familiares y empleados de la Auditoría Superior del Estado.

Fue el presidente de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno, Alfredo Rodríguez Dávila, el primero en dirigir un mensaje de condolencia a las familias y de reconocimiento a quien ocupó el cargo de Auditor Superior del Estado desde la fundación de este organismo auxiliar del Congreso Local.

"Honró cabalmente la encomienda que se le dio en este Congreso, fue un gran impulsor de la transparencia y rendición de cuentas y logró la independencia de la Auditoría Superior del Estado", manifestó.

"Se va con la frente en alto, se va un buen hombre y un buen ser humano, y si logró lo que muchos queremos, trascendió en el servicio público", agregó.

Rodríguez Dávila lo reconoció como una persona innovadora a nivel nacional con la creación del primer Laboratorio para Verificar las Obras Públicas, así como una nueva ley de Auditoría Superior del Estado.

Francisco Cienfuegos Martínez, presidente del Congreso del Estado, lamentó el fallecimiento de Sergio Marenco Sánchez, y destacó la labor que realizó al frente de la Auditoría Superior del Estado, sobre todo para limpiar de personal afín a partidos políticos.

"Nuevo León pierde hoy un ciudadano profesional, dedicado, responsable y gran conocedor de la fiscalización y control gubernamental, se caracterizó siempre por su propósito de superación y de preparación académica", expresó.

"No nos equivocamos... Puede servir de consuelo a su familia las acciones de este gran hombre", añadió el legislador priista.

También acudieron a la guardia de honor los diputados Edgar Romo García, Juan Antonio Rodríguez González, Guadalupe Rodríguez Martínez y Eduardo Arguijo Baldenegro.

Así como Juan Carlos Ruiz García, Imelda Alejandro de la Garza, Julio César Álvarez González, Carlos Barona Morales, Enrique Barrios Rodríguez, Luis Ángel Benavides Garza, Héctor Briones López y Lorena Cano López.

Además de los legisladores Jesús Cedillo Contreras, Rebeca Clouthier Carrillo, Fernando Elizondo Ortiz, Fernando Galindo Rojas, Carolina Garza Guerra, José Luz Garza Garza, Celina Hernández Garza, Jesús Hurtado Rodríguez, José Antonio González Villarreal, Dolores Leal Cantú, José Maiz García, Daniel Torres Cantú y Francisco Treviño Cabello.

También estuvieron presentes el oficial Mayor del Congreso local, Baltazar Martínez Montemayor, y los ex diputados locales Julián Hernández Santillán, Gilberto Treviño Aguirre, Armando Martínez Tijerina y Francisco Bustillos Soto.