El Grupo Atlacomulco sí existió... para Gobernación

Secretaría de Gobernación elaboró un expediente de Carlos Hank González en el que documentó la existencia de una cofradía que se extiende hasta el candidato del PRI al Edomex, Alfredo del Mazo Maza. 

Ciudad de México

Cuenta la leyenda que en 1904, la vidente de Atlacomulco, Francisca Castro Montiel, anunció que del pueblo saldrían seis gobernadores y que uno de ellos lograría escalar hasta la Presidencia de la República.

Para Francisco Cruz Jiménez, investigador que ha dedicado más de diez años a escudriñar el linaje de las familias del poder que han gobernado el Estado de México desde el siglo 19, no se trató de una profecía sino de un acto mediante el cual la mujer otorgó identidad a un grupo que con el tiempo descubrió que el poder político también conduce al poder económico y cuyo legado hoy está vigente en el candidato del PRI al gobierno, Alfredo del Mazo Maza.

Alfredo del Mazo, ex alcalde de Huixquilucan, es hijo del ex gobernador Alfredo del Mazo González y nieto del también gobernador Alfredo del Mazo Vélez, quien fue tesorero durante la administración de Isidro Fabela, considerado el fundador del Grupo Atlacomulco.


Para algunos la fundación del Grupo Atlacomulco es el mejor mito jamás contado; en 2011, el alcalde Ecatepec y actual gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, dijo a Carlos Puig: “Este denominado grupo yo no lo conozco, no existe, yo tengo años de participar en el PRI y nunca lo conocí”.

No se trata de un grupo con reglas definidas, ni ritos de iniciación, ni políticas de ingreso, pero ello no lo hace menos real

No se trata de un grupo con reglas definidas, ni ritos de iniciación, ni políticas de ingreso, pero ello no lo hace menos real.

“No es un grupo con papeles, pero es una cofradía que actúa en función de intereses económicos y políticos y una línea de tiempo que se puede seguir desde principios de siglo. Hoy está todo en juego, no sólo la gubernatura del Estado de México sino la Presidencia de la República en 2018”, explicó el investigador. 

El 26 de julio de 1974, durante una visita a Venezuela, Carlos Hank González, considerado el máximo exponente del Grupo Atlacomulco dijo a un reportero “no hay ningún grupo político en el Estado de México”.

Un año antes, la Secretaría de Gobernación (Segob) documentó la existencia de la mítica organización a través de su relación con el propio Carlos Hank González, El Profesor, cuando todavía era gobernador del Estado de México.

En agosto de 1973, la Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales de Segob elaboró un expediente de los antecedentes personales del profesor Carlos Hank González.

De acuerdo con el documento, disponible en el Archivo General de la Nación, Hank González se unió al Grupo Atlacomulco como resultado de su amistad con el ex gobernador, Isidro Fabela, quien fue impuesto al cargo por el presidente Manuel Ávila Camacho.

“Siempre se ha comentado y considerado que Hank González, independientemente de su capacidad política, toda su situación incluyendo al económica se la debe el haber sido protegido por Isidro Fabela, ya que hace años, Hank González y Guadalupe Rhon inclusive fabricaban dulces caseros para sostener sus necesidades económicas”, dice el informe.


Según la Segob, en el grupo también figuraron el ex presidente Adolfo López Mateos, Roberto Barrios, Alfredo Becerril Colín, subsecretario de Recursos Hidráulicos en la administración de López Mateos y el obispo de Toluca, Arturo Vélez Martínez.

Para Francisco Cruz, quien ha escrito más de siete libros sobre el tema, el Grupo Atlacomulco surgió para que las familias acaudaladas de Atlacomulco y Acambay defendieran sus privilegios a finales del siglo XIX, cuando se gestaba la Revolución Mexicana.

El Grupo Atlacomulco surgió para que las familias acaudaladas de Atlacomulco y Acambay defendieran sus privilegios a finales del siglo XIX, cuando se gestaba la Revolución Mexicana

No hay papeles. No hay documentos como tal porque las cofradías políticas no lo tienen, pero lo podemos rastrear en los apellidos en varias épocas: 1890, cuando Maximino Montiel Olmos -pariente de Arturo Montiel- conjunta a los políticos de Atlacomulco para defenderse de los embates de los porfiristas. Atlacomulco era entonces un pueblo sin importancia”, dijo Cruz Jiménez, quien ha dedicado más de seis libros a investigar las relaciones políticas y empresariales del grupo.

Aunque Fabela es considerado como el fundador del grupo y también es el primer gobernador en completar el periodo de seis años después de la Revolución Mexicana, Carlos Hank, un maestro de origen humilde, llegaría a ser el máximo exponente de una cofradía, que aunque no contaba con ritos de iniciación ni código de conducta, logró controlar el destino de la entidad.

“Su carrera política la inició con Alfredo del Mazo, recomendado por su entrañable amigo, el Lic. Isidro Fabela, uniéndose de esta forma al grupo “Atlacomulco”, en el cual figuraban como miembros prominentes (…)”, de acuerdo con un informe de la Dirección Federal de Seguridad.


>>Carlos Hank, el mayor representante del Grupo Atlacomulco

Hank González nació en Pachuca, Hidalgo, el 28 de agosto de 1926 y fue registrado en Atlacomulco, de acuerdo con el acta 471.

Fue hijo de Julia González Tenorio, de origen mexicano, y de Jorge Mario Hank, de nacionalidad alemana.

El Profesor también tiene un registro mexiquense: el 7 de agosto de 1964, Carlos Hank González se presentó acompañado de su madre, Julia González Tenorio en el registro civil de Tianguistengo para realizar un registro extemporáneo.

En su nuevo registro, Jorge Hank, nació en 1927 en Tianguistengo y es hijo de padre y madre mexicano y según el informe de la Segob, inició su cuantiosa fortuna al disponer de recursos que destinados a la introducción de la red de agua potable en la ciudad para comprar camiones para transportar combustible.

Fue director de Gobernación en el Estado de México, diputado federal y quiso ser Senador, pero la oposición del entonces secretario de Recursos Hidráulicos, Alfredo del Mazo, impidió que lograra el escaño, “lo que motivó algunas divisiones en el grupo Atlacomulco, las cuales fueron superadas con posterioridad”, de acuerdo con Segob.

Para Segob, Hank González quiso ser presidente pero estaba imposibilitado porque el artículo 82 de la Constitución Mexicana establecía como requisito la obligación de ser hijo de padre y madre mexicanos, situación que cambió con una reforma en 1990 que permitió al panista Vicente Fox llegar a la Presidencia 10 años después.


Según el informe de Gobernación, Hank González, El Profesor, era consciente de su impedimento para llegar a la Presidencia, pero quiso ser factor determinante en la sucesión y lograr un puesto importante en la administración estatal, por lo que intentó mantener buenas relaciones con la prensa e incluso obsequió terrenos al periodista Jacobo Zabludovsky.

Aunque no pudo cumplir la ambición de llegar a la Presidencia, El Profesor entregó una maquinaria aceitada en función de intereses económicos y políticos que pasa, de acuerdo con el investigador Francisco Cruz, por los Del Mazo, los Montiel, los Peña hasta llegar hoy a Alfredo del Mazo Maza, el político de los salarios rosas.


>>Alfredo del Mazo Maza y lo que queda del Grupo Atlacomulco

El candidato del PRI a la gubernatura Alfredo del Mazo Maza, hijo y nieto de los ex gobernadores Alfredo Del Mazo González y Alfredo del Mazo Vélez, quiere llevar a la tercera generación de una familia a la gubernatura mexiquense.

Alfredo del Mazo Maza, ex alcalde de Huixquilucan, comenzó su carrera en la iniciativa privada en el área financiera, fue director del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) y diputado federal, cargo al que renunció para buscar la candidatura de su partido.


OVM