• Regístrate
Estás leyendo: El "gran desafío" de vender el avión presidencial
Comparte esta noticia

El "gran desafío" de vender el avión presidencial

El mercado es muy reducido por la baja demanda: consultor; si la aeronave no se hubiera utilizado, en 2019 podría enajenarse como privada en 142.4 mdd, 76 mdd más barato que lo que costó.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Además de una pérdida millonaria, será un gran desafío para el gobierno federal vender el avión presidencial como propone Andrés Manuel López Obrador.

El mercado para la aeronave es muy reducido por la falta de demanda, de acuerdo con Daniel Hall, analista sénior de valuaciones en Flight Ascend Consultancy, que en 2015 realizó un estudio por encargo del gobierno mexicano para determinar si era factible vender o conservar el Boeing 787.

En respuesta a una consulta de MILENIO, dijo que al menos hay dos aviones 787 usados que se pusieron a la venta en años recientes, y ninguno ha salido. Uno de ellos se anunció por primera vez en junio de 2016. Esto, según el analista, ilustra la falta de demanda y el desafío de vender este tipo de naves.



Explicó que el mercado para los Boeing 787 configurados para uso corporativo o

VIP

ha cambiado poco desde el estudio en 2015, por lo que no cree que sus conclusiones tengan cambios representativos. “Como valuadores de aeronaves y analistas de mercado, Flight Ascend Consultancy sigue muy de cerca los mercados de aviones corporativos y de fuselaje ancho y cree que sigue siendo un desafío importante llevar hoy al mercado un 787 configurado para uso privado”, respondió en un correo electrónico.



En el reporte de 2015, Hall recomendó al gobierno mexicano que era mejor conservar la aeronave, debido a que venderla generaría pérdidas. Y en caso de ponerla en venta era mejor para uso privado que para comercial.



En su avalúo de hace tres años, Flight Ascend Consultancy calculó que si el avión no se hubiera utilizado, para enero de 2019 podría venderse como privado en 142.4 millones de dólares, 76 millones de dólares más barato que lo que costó, o como comercial en 81.6 millones de dólares, 137 millones de dólares menos.



De acuerdo con Presidencia, el avión costó 218.7 millones de dólares a un tipo de cambio de 13 pesos con 50 centavos por dólar. Banobras pagó por la aeronave a Boeing y estableció un contrato de arrendamiento con la Secretaría de la Defensa Nacional, por 15 años y con intereses, que sigue vigente.



En webs especializadas de venta de aviones, MILENIO encontró uno de los Boeing 787 usados que actualmente están en el mercado para uso privado. A diferencia del avión presidencial, está vacío por dentro para que el cliente lo configure a su gusto.



Además es de modelo más reciente, pues aunque el TP-01 de Presidencia se entregó en 2016, se fabricó en 2009 y comenzó a utilizarse en 2010 por Boeing como avión de pruebas; el del anuncio fue fabricado y entregado en 2015, por lo que cuenta con muy pocas horas de vuelo. Se vende en Suiza en 150 millones de dólares, 68 millones de dólares menos que lo que costó el avión presidencial.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.