Morena representa a la izquierda mexicana: Batres a Graco

El presidente del CEN de Morena dijo que solo su partido puede agrupar electoralmente a la izquierda, y que no se puede hacer una “coalición de izquierda sin la izquierda” como propuso el gobernador.
Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena.
Martí Batres. (Nelly Salas)

Ciudad de México

Solo Morena puede agrupar electoralmente a la izquierda, aseguró Martí Batres, presidente del CEN, al considerar que esta agrupación política representa actualmente a la izquierda mexicana, por lo que, dijo, no se puede hacer una “coalición de izquierda sin la izquierda”.

En respuesta al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, quien planteó unificar a las izquierdas excluyendo el “caudillismo” de Andrés Manuel López Obrador y el partido político que encabeza, Batres enfatizó que Morena “es lo único que tenemos en la arena político-electoral”.

“Es muy sencillo: no se puede hacer una coalición de izquierda sin la izquierda. Morena representa hoy por hoy a la izquierda mexicana (…) quien está dando la batalla por transformar al país y en contra de un proyecto que es muy de derecha, que es el de Peña Nieto, es Morena.

“Obviamente, quien puede articular la participación de la izquierda electoralmente es Morena (…) los que se quieran sumar lo dirán, cada quien asumirá su definición pero la ruta ahora es con Morena”, subrayó en conferencia. 

Respecto a Graco Ramírez, el dirigente nacional de Morena dijo que no les preocupa “ese personaje, nos preocupa Peña Nieto”, y la situación que atraviesa el país, pues “va para su tercer año de gobierno en una catástrofe: más pobreza, estancamiento económico y devaluación”.

Proceso de redistritación del INE favorece al PRI: Batres

La dirigencia nacional de Morena acusó al Instituto Nacional Electoral (INE) de favorecer al PRI a través de un proceso de redistritación en las entidades que se llevarán a cabo comicios el próximo año, pero en particular en Hidalgo, Veracruz, Tlaxcala y Chihuahua.

En conferencia, Martí Batres detalló que por medio de los institutos electorales locales, el INE desarrolla un proceso de redistritación "aparentemente técnico que en realidad es político", en el que las comunidades indígenas son las más afectadas.

“En zonas donde es muy fuerte el PRI se parte para que la fuerza que tiene influya en dos distritos al mismo tiempo, de tal manera que se impida que la oposición pueda triunfar en otros distritos y esto lo hacen sin importarle las características étnicas, históricas y territoriales, simplemente para el acomodo político-electoral".

Batres explicó que los criterios técnicos en los que debe basarse la redistritación son continuidad territorial, de integración de los pueblos indígenas, no ruptura de éstos, compactación y comunicación de las comunidades, entre otras, los cuales, dijo, no se están cumpliendo.

“El problema es cómo quedan los distritos: un distrito tiene una cierta característica regional para que la cabecera pueda ser equidistante al conjunto de comunidades, pero se hacen distritos donde la cabecera queda a ocho horas de un pueblo, entonces ya no existe esa proximidad territorial.

“El caso más grave es Hidalgo donde se están planteando distritos inverosímiles que no reúnen ninguno de estos criterios y que no tienen ni homogeneidad demográfica y étnica. Esto también pasa en Veracruz, Tlaxcala y Chihuahua, entre otros”, dijo.