Descartan crimen organizado en muerte de sacerdote

El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, lamentó el homidicio de Joaquín Hernández Sifuentes y agradeció a la Diócesis de Saltillo la paciencia durante la investigación.
En Torreón, los sacerdotes se encargan de mantener su propia seguridad.
El gobernador, aseguró que se realizó un trabajo de investigación sin apresuramientos, lamentando que el sacerdote no fuera localizado con vida (Twitter: @diocesisaltillo)

Saltillo, Coahuila

El Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, lamentó el homicidio del sacerdote, Joaquín Hernández Sifuentes y agradeció a la Diócesis de Saltillo que haya tenido paciencia en el proceso de investigación.

"Muy lamentable, agradecemos la confianza que nos tuvo la Diócesis, en las indagatorias, la confianza del Obispo (Raúl Vera), en tratar de esclarecer el crimen", dijo.

"Qué bueno que nos tuvieron paciencia estos días, para nosotros hacer los procedimientos conforme a la ley", agregó.

Aseguró que se realizó un trabajo de investigación sin apresuramientos, lamentando que el sacerdote no fuera localizado con vida.

TE RECOMENDAMOS: Detienen a dos por asesinato de sacerdote de Saltillo

Hizo votos por que no se re victimice al Padre Joaquín y adelantó que en la indagatoria ya se tienen probables responsables por el homicidio del presbítero, sin embargo la indagatoria seguirá realizándose hasta ser completamente agotada.

"Seguirá la indagatoria, por si hay más responsables de esto por omisiones o por acciones,  obviamente se les castigará, esto no quiere decir que haya la posibilidad de más, solo que se seguirá investigando", precisó.

El mandatario aseguró que el homidicio del sacerdote no está vinculado con la delincuencia, pues hasta el momento no hay elementos que demuestren que fue el crimen organizado quien privó de la vida a Hernández Sifuentes.

"Los probables responsables tienen el derecho de defenderse, lo que si le ofrecemos a la Diócesis es toda la información que requieran sobre el proceso", concluyó.



LMG