• Regístrate
Estás leyendo: Arrecian operativos vs calandrias en GDL
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 15:28 Hoy

Arrecian operativos vs calandrias en GDL

El Ayuntamiento interpuso denuncia en la Fiscalía general por el delito decrueldad animal por yegua que parió mientras era obligada a trabajar
1 / 4
Publicidad
Publicidad

A unas horas de que las calandrias de tiro fueran incluidas en el inventario estatal de Patrimonio Cultural Inmaterial, el ayuntamiento de Guadalajara intensificó las inspecciones a los carruajes que operan jalado por caballo, pues argumentan la muerte de un caballo en plena jornada de trabajo y el parto de una yegua que pese a su condición, fue obligada a tirar de una calandria. 

Desde las primeras horas del día, en diferentes puntos de la capital Jalisciense, fueron notorios los operativos encabezados por personal del ayuntamiento, el objetivo, las calandrias de tiro, es decir, aquellas que requieren el uso de un caballo para su operación y que de acuerdo al proyecto municipal, debían desaparecer por completo para dar paso a las carrozas impulsadas por motor eléctrico y así acabar con el maltrato animal, al menos en lo que se refiere a este tema. 

"El Gobierno de Guadalajara intensificó hoy los operativos de supervisión a carruajes y revisión a equinos que operan en el municipio", informó el ayuntamiento tapatío y especificó que se instalaron volantas de revisión en el Parque Revolución (Rojo), Av. Javier Mina, a la altura de la Explanada 18 de Mazo, y en Av. Marcelino García Barragán. 

Estas volantas encabezadas por la Dirección de Protección Animal, registraron 26 calandrias de las cuales, cinco propietarios fueron sancionados por irregularidades en las unidades, además de que las autoridades procedieron con el retiro de las carrozas, que llamaban la atención de propios y extraños que circulaban por las zonas de los operativos y se percataban de la presencia de las calandrias arriba de una grúa. 

"En 4 casos, el conductor no mostró el permiso para circular y en otro, el caballo registrado en el certificado de la calandria, no coincidía con el equino que en ese momento jalaba el carruaje", informó el gobierno de Guadalajara.

Los carruajes que fueron retenidos, se trasladaron a las instalaciones del Parque Agua Azul. Por su parte, los caballos pudieron ser retirados por los choferes y resguardarlos en sus caballerizas, puesto que se encontraban en buenas condiciones. 

La sanción por no contar con licencia y/o la certificación de la UPA para ello, es de 5 mil 678 pesos. Para recuperar el carruaje hay que pagar la infracción y tramitar la respectiva licencia de operación. 

Pero las volantas de inspección no fue la única actividad que realizó el Gobierno de Guadalajara en torno al tema, ya que además interpuso una denuncia por el supuesto delito de crueldad animal, ante la Fiscalía General del Estado. La denuncia de sigue bajo la carpeta de investigación 79157/2018. 

Según informó el ayuntamiento la denuncia se presentó, "luego de que ayer 27 de julio alrededor de las 14:00 horas, una yegua criolla de 8 años de edad dio a luz en pleno Parque Morelos, mientras era obligada a tirar de una calandria en la zona pese a su condición". 

En el mismo comunicado en que fue dado a conocer lo anteriormente señalado, la autoridad municipal recordó que “hace un par de semanas se registró la muerte del caballo Grano de Oro, quien desvaneció mientras jalaba de una calandria. El Gobierno de Guadalajara también interpuso una denuncia ante Fiscalía”.   

Con los casos mencionados como ejemplo, es como el Gobierno de Guadalajara justificó que continúa con el proyecto de transición de calandrias tiradas por caballo a calandrias eléctricas, sin embargo, a dos meses de que concluya la actual administración, todo parece indicar que se tratara de un problema que heredarán al próximo gobierno.

​SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.