Estado desecha opción más barata en seguros

El Gobierno no eligió la opción más económica para su flotilla de autos, que representaba un ahorro de 5.3 millones de pesos.

Monterrey

Después del dolor de cabeza que arrastra aún por el escándalo del Cobijagate, el Gobierno del Estado enfrenta una segunda compra polémica.

En lugar de pactar la adquisición más barata para ahorrarse 5.3 millones de pesos, el gobierno que encabeza Jaime Rodríguez Calderón prefirió contratar una opción más cara de la póliza de seguro para la flotilla de automóviles oficiales de la actual administración.

TE RECOMENDAMOS: Sagarpa impulsa los cultivos alternativos

Aunque la administración tuvo la oportunidad de comprar lo más barato posible, ya que dio largas y difirió el fallo en cuatro ocasiones, sin razón aparente, la dependencia estatal que encabeza Alma Delia Cavazos García adjudicó por 49.7 millones de pesos el servicio a la firma Seguros Afirme, SA de CV.

La empresa Quálitas Compañía de Seguros, SA de CV, ofrecía el servicio a 44.4 millones de pesos, es decir, una reducción de 5.3 millones de pesos.

Sin embargo, fue descalificada por dar una dirección de sus oficinas en la Ciudad de México. Ante ello, la aseguradora emprendió una pelea legal contra el Estado, directamente en la Dirección de Concursos de la Dirección General de Adquisiciones y Servicios Generales, para dar reversa al fallo de la licitación pública nacional presencial.

Según documentación publicada en el sitio web oficial consultado por MILENIO Monterrey, Jacqueline Aglae Vega Tapia, representante de Quálitas, estampó su firma de inconformidad en el oficio del fallo definitivo y adjudicación con fecha del pasado 7 de junio de la licitación DGASG-DC-05/2017.

La compañía aseguradora fue descalificada por un pequeño detalle que fue considerado como injusto: incluyó una dirección para oír y recibir notificaciones en el domicilio José María Castorena 426, colonia Los Cedros, en Cuajimalpa, en lugar de incluir alguna de las sucursales con las que cuenta en Nuevo León, al ser una compañía nacional.

Sin embargo, señala Quálitas en sus argumentos, las bases de la licitación nacional refutan la descalificación, ya que establecen que el Comité de Adquisiciones no podrá desechar la propuesta económica en el supuesto de que falte alguna hoja o la omisión pueda ser cubierta con información contenida en la propia proposición o solventada con los documentos distintos a la misma.

Además, personal de Adquisiciones visita las sedes de las empresas participantes, por lo que se confirmó que la compañía cuenta con oficinas en el estado, como en Valle Oriente, colonia Del Vidrio, en San Nicolás de los Garza, y en la avenida Eugenio Garza Sada, en la zona sur de Monterrey.

Exigen revocación

El pasado 18 de julio, la compañía aseguradora determinó interponer el recurso legal para exigir la revocación de la licitación pública y su respectivo fallo, al señalar que la propuesta no se debió rechazar.

"Ya presentamos legalmente una inconformidad ante Gobierno el pasado 18 de julio, pero no nos están dando respuesta a esta inconformidad.

"Aceptamos el error en sus bases, ya que tú tienes que presentar un escrito para recibir notificaciones y pusimos como dirección la Ciudad de México, en lugar de poner Humberto Junco 2311, en Valle Oriente, pero en las bases establece que no puede desecharse la propuesta porque se solventa ese detalle", señaló la aseguradora.

TE RECOMENDAMOS: AMLO visitará NL; iniciará en Galeana

En la licitación también participaron compañías como Primero Seguros, SA de CV, con la propuesta por un monto de 53.8 millones de pesos, y ABA Seguros, por 69.3 millones de pesos.

La actual administración de Rodríguez Calderón ha pregonado el ahorro en compras y en la eliminación de contratos como el de la Casa de Gobierno, sin embargo, en este caso dejó pasar el ahorro millonario.

FSAD