Sistema financiero mundial debe ser sólido: Peña Nieto

El Presidente dijo en Australia que es necesario que el sistema financiero internacional esté mejor regulado y sea incluyente, ante representantes de asociaciones empresariales independientes.
El presidente Enrique Peña Nieto de México saluda el primer ministro australiano, Tony Abbott, en la reunión del B-20, antes de la cumbre del G-20 en Brisbane.
El presidente Enrique Peña Nieto de México saluda el primer ministro australiano, Tony Abbott, en la reunión del B-20, antes de la cumbre del G-20 en Brisbane. (AP)

Brisbane, Australia

El presidente Enrique Peña Nieto se pronunció por un sistema financiero internacional más sólido, mejor regulado e incluyente, que permita canalizar recursos hacia inversiones y proyectos productivos, sobre todo, hacia las PyMES.

En el marco de las actividades que realiza en la Cumbre de Líderes del G20, el mandatario mexicano se reunió con el grupo económico Business 20 (B20), el cual integra a las principales asociaciones empresariales independientes de las economías más importantes del mundo, representativas de más de 6.7 millones de pequeñas, medianas y grandes empresas.

En el encuentro, encabezado por el primer ministro de Australia, Tony Abbott, Peña Nieto respondió algunos cuestionamientos como el rol que juegan los empresarios para poder empujar el crecimiento y el papel que deben adoptar los gobiernos para facilitar la actividad de negocios.

En este sentido, recordó que está en marcha el Programa Nacional de Infraestructura en el país con una inversión histórica superior a los 600 mil millones de dólares, que tendrá impacto en puertos, aeropuertos y carreteras.

El titular del Ejecutivo federal compartió la posición estratégica de México, integrada hacia el norte con el Tratado de Libre Comercio; con la Alianza del Pacífico hacia el sur, y el impulso de la modernización del tratado comercial con Europa.

Abundó en que México tiene estrategias comerciales plurilaterales. Además, señaló que el país apoya la entrada en vigor del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de Bali.

Los empresarios del B20 cuestionaron si existía una sobrerregulación de los mercados a partir de la crisis mundial del 2008, volviendo más rígido el financiamiento y deteniendo el flujo de la economía.

Al respecto, el Presidente expuso que se debe contar con un sistema financiero internacional más sólido, mejor regulado e incluyente, que permita canalizar recursos hacia inversiones y proyectos productivos, sobre todo, hacia las Pymes.

Los capitanes empresariales comentaron la importancia de la flexibilidad en el mercado laboral, a lo que el mandatario mexicano añadió que México promovió una reforma Laboral con este propósito, así como para incorporar la contratación, principalmente, de empleos para jóvenes.

Expresó la necesidad de facilitar el ambiente de negocios para el crecimiento y compartió las experiencias de México al tomar el reto de implementar las reformas internas para impulsar la actividad económica y eliminar viejas barreras estructurales a la inversión.

Destacó el impacto de la reforma en competencia económica; sobre la reforma en telecomunicaciones, dijo que abre la inversión extranjera hasta un cien por ciento y 49 por ciento en radiodifusión.

Habló también la reforma energética, la cual permite la inversión privada en exploración, producción, distribución, transformación y venta de hidrocarburos y sus derivados.También establece un mercado eléctrico mayorista, al que cualquier compañía generadora de electricidad le puede vender su energía. Además, resaltó los beneficios de las reformas financiera y laboral.

El foro fue convocado por Richard Goyder, director ejecutivo del B20, con el fin de que representantes del sector privado generen y transmitan recomendaciones a los líderes del G20.

Estuvieron presentes directivos de empresas mexicanas como Cinépolis, encabezada por Alejandro Ramírez como representante por México; Petróleos Mexicanos, Cemex y el COMCE; Toshiba, Telstra, Standard Bank, McGraw Hill Financial, Repsol, y KPMG, entre otras.

Participaron también los mandatarios de Senegal; Sudáfrica, y Turquía. El presidente Peña Nieto asistió acompañado por el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.

La reunión tuvo como objetivo establecer un diálogo abierto con los representantes del B20 sobre las recomendaciones generadas este año a los líderes del G20, para lograr un mayor crecimiento y generación de empleos.