Refiere Implanc no promover gasolinera en Barrio Antiguo

Asegura que quien autorizó una abastecedora de combustible fue la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), revisando antes que cumpliera con ciertos requisitos.
El personal que labora en la edificación de la abastecedora mostró una licencia que les dieron en mayo de 2015.
Actualmente la gasolinera se encuentra en la última fase de edificación. (Leonel Rocha)

Monterrey

La petición de instalar una gasolinera en la zona histórica protegida Barrio Antiguo no fue emitida por el Instituto de Planeación Urbana y Convivencia (Implanc) de Monterrey, pues no están dentro de sus facultades autorizar permisos.

Gabriel Todd Alanís, director del organismo, explicó que su función es la de servir como puente u orientador entre los inversionistas privados para mejoras en el desarrollo urbano, pero es el municipio quien al final otorga permisos o licencias para avalar los proyectos.

Sobre la instalación de la abastecedora de combustible refirió que correspondió a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue) otorgar el permiso definitivo, toda vez que el particular cumpla con una serie de requisitos como planes de desarrollo, el impacto en la zona y, sobre todo, el aval de Pemex.

En este caso, el visto bueno de la Junta de Protección y Conservación de Barrio Antiguo es uno de varios requisitos que deben cubrir los particulares para que se haya avalado su instalación.

"Implanc no tiene facultades para autorizar nada, solo para planear, gestionar, investigar o estudiar. Nosotros no somos promotores directos solo orientadores", expuso Todd Alanís.

Esto surge en respuesta a lo expresado por Mariano Núñez González, representante de la Junta de Protección y Conservación de Bario Antiguo, quien argumentó que los proyectos de construcción en el sector histórico, incluida la gasolinera, fueron impulsados por el Implanc.

Por ello, expuso Núñez en entrevista con MILENIO Monterrey, es que la junta de Protección y Conservación dio su visto bueno al proyecto de la abastecedora de combustible, aunque de manera condicionada.

Gabriel Todd mencionó que los únicos proyectos que el Instituto de Planeación impulsó fue la conversión de la calle Morelos a un pasaje semi peatonal de velocidad controlada, buscando promover alternativas de movilidad en la zona.

Con respecto al proyecto del mercado gourmet, actualmente en construcción sobre la calle Morelos, refirió se trata de un proyecto de mejora al Barrio Antiguo.

Actualmente la gasolinera se encuentra en la última fase de edificación, ubicándose en la avenida Constitución, entre las calles Mina y Raymundo Jardón.

El Barrio Antiguo de Monterrey cuenta con un decreto estatal de protección, en el cual se prohíben toda clase de establecimientos que no vayan acorde a su vocación histórica o cultural.