Expropian 53 de 62 predios para garita de Nuevo Laredo

La adquisición de predios para el proyecto de Modernización de la garita del Puente Internacional II Juárez-Lincoln, sigue adelante, asegura el ayuntamiento de Nuevo Laredo.
En 30 días iniciará en Nuevo Laredo el trafico de material peligroso por el cruce por el puente internacional del "comercio mundial".
Puente internacional. (Ricardo Hernandez)

Nuevo Laredo

Hasta hoy, se han expropiado 53 terrenos de los 62 requeridos para los trabajos de la modernización de la garita del Puente Internacional II Juárez-Lincoln.

El alcalde Carlos Canturosa aseguró que todos han sido bajo negociaciones con los propietarios y en el caso de los nueve lotes restantes avanzan de manera favorable, por lo que hay grandes expectativas de concretar la compra-venta.

A la vez continúa el proceso de expropiación, para lo cual el munícipe ya entabló una plática con el gobernador del Estado, Egidio Torre Cantú, a fin de agilizar la declaratoria de utilidad pública e iniciar los trabajos de construcción el próximo año.

"De las propiedades ya van compradas 53, necesitamos que el estado emita el decreto de utilidad pública, esto se ha demorado un poco por cuestiones propias de la agenda del Ejecutivo Estatal y que estaban pensando tal vez reformar la ley y presentarla al Legislativo Estatal para hacer el procedimiento de expropiación.

Dentro de este proyecto de modernización que abarca cuatro manzanas, se encuentran las avenidas Leandro Valle y Degollado, que se habilitarán para el acceso y salida de la revisión aduanera.

Este proyecto se realiza en coordinación con el gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que estima invertir más de 350 millones de pesos, además de 75 millones por parte del municipio.

"La inversión del gobierno federal en el Puente Dos es de entre 350 y 400 millones de pesos, para la remodelación y ampliación de todo el acceso al Puente Dos", refirió el acalde.

La modernización de la la garita comprende la construcción, en un área de cuatro hectáreas, de espacios para la inspección aduanera a fin de aumentar la capacidad de 9 a 16 módulos, así como de 6 a 24 el número de mesas de revisión.

Incluye además oficinas y alojamiento para oficiales de comercio exterior, áreas para estacionamiento de remolques y vehículos ligeros, así como oficinas de pequeña importación y almacén temporal de decomisos.