Prohíben diputados consumo de tabaco en espacios deportivos

El proyecto se aprobó con 386 votos a favor y uno en contra, la modificación a la Ley General para el Control del Tabaco permitirá ampliar la protección a la salud de los no fumadores.
Destrucción de doce millones de cigarros de procedencia ilícita.
(Cuartoscuro)

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de reformas para prohibir el consumo o encendido de tabaco en los espacios deportivos cerrados, los cuales se suman así a las escuelas públicas y privadas de nivel básico y medio superior, entre otras instalaciones cien por ciento libres de humo.

Aprobada con 386 votos a favor y uno en contra, la modificación a la Ley General para el Control del Tabaco permitirá ampliar la protección a la salud de los no fumadores.

Al fundamentar el dictamen presentado por la Comisión de Salud, el legislador panista Mario Alberto Dávila detalló que la epidemia mundial del tabaquismo mata cada año a seis millones de personas, de las cuales 600 mil ni siquiera son consumidores activos.

Sostuvo que, en caso de no actuar en consecuencia, dicha cifra de muertes superará ocho millones al año en el corto plazo y llegará en 2030 a 120 millones víctimas de infartos al miocardio y cerebrales, enfisema pulmonar, bronquitis crónica, así como cáncer de pulmón, de bronquios y de tráquea.

“Más del 80 por ciento de esas muertes evitables se producirá entre las poblaciones de los países de ingresos bajos y medianos”, puntualizó el diputado presidente de la Comisión de salud.

Precisó que las investigaciones más recientes refieren la presencia de más de 4 mil componentes químicos en el humo de tabaco, de los que alrededor de 50 producen cáncer.

“Respirar el humo de tabaco ajeno es causa de cardiopatías y de muchas enfermedades graves del aparato respiratorio y cardiovascular que pueden conducir a una muerte prematura en los adultos. También provoca enfermedades que afectan a los niños, y empeora las que ya padecen, como el asma”, agregó.

El artículo 26 de la Ley General para el Control del Tabaco adicionó así los espacios deportivos cerrados como lugares con protección a los no fumadores:

“Queda prohibido a cualquier persona consumir o tener encendido cualquier producto del tabaco en los espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco, así como en las escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior, y espacios deportivos cerrados”.