• Regístrate
Estás leyendo: Fui un "personaje incómodo", asegura Hugo Valdemar
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 18:39 Hoy

Fui un "personaje incómodo", asegura Hugo Valdemar

Deja de ser vocero de la Arquidiócesis de México; su lugar lo ocupará Marilú Esponda, quien pretende “escuchar mucho” para aportar al diálogo social.

Publicidad
Publicidad

Eugenia Jiménez Cáliz

Hugo Valdemar Romero, quien comentó en entrevista que fue “un personaje incómodo”, después de 15 años como vocero de la Arquidiócesis de México, dejó ese cargo, en el cual, dijo, “libró batallas” como la despenalización del aborto, las parejas del mismo sexo y la adopción por parte de éstas.

Para sustituir al sacerdote, que afirma nunca perdió una queja o denuncia en su contra, el cardenal Carlos Aguiar Retes nombró a Marilú Esponda, quien fuera responsable de la prensa en la Conferencia del Episcopado Mexicano cuando la presidió el ahora arzobispo primado de México.

El semanario, su logro

En entrevista con MILENIO, Valdemar consideró que su mayor logró fue posicionar al semanario Desde la Fe (con un tiraje de 25 mil ejemplares), como una voz que “creaba opinión pública” cada semana, al analizar y criticar “las circunstancias que en el país no estaban funcionando, como la corrupción o las situaciones que afectaban a la población”.

Un ejemplo fue su última editorial, “la del estribo”, que se publicó este domingo con el título “Hartazgo Electoral”.

Las críticas plasmadas en ese espacio del semanario le valieron a Valdemar varias denuncias ante autoridades federales y judiciales, así como con diputados, senadores e integrantes de la Asamblea Legislativa capitalina. “Incluso se llegó a plasmar en puntos de acuerdo que desapareciera Desde la Fe”, recordó el sacerdote.

Valdemar, que tomó en 2003 la dirección de Comunicación Social de la arquidiócesis, recién llegado de estudiar su licenciatura en comunicación en Roma, aseguró: “Me voy muy contento después de 15 años de una ardua labor en la que viví situaciones muy críticas, muy difíciles”.

En su trabajo, mantuvo contacto con empresarios y políticos, de quienes comentó: “Me tenían mucho respeto, siempre me veían como una persona que tenía autoridad y palabra. Incluso hay gente a la que fuimos contrarios, con la que tuvimos serias dificultades; afortunadamente yo nunca hago personales los conflictos, incluso acabé teniendo amistad cercana con gente con la que tuve situaciones difíciles y adversas”.

Valdemar comentó que Aguiar Retes no le ha dado ninguna encomienda. “Por lo pronto soy canónigo de la Catedral y rector del templo de Nuestra Señora de Guadalupe en el centro, seguiré en esas actividades a la espera lo que el cardenal quiera pedirme. Me ha solicitado que esté cerca de él, asesorándolo con medios de comunicación. Lo hare con mucho gusto”.

Escuchar mucho

Al ser nombrada directora de Comunicación de la Arquidiócesis de México, Marilú Esponda aseguró que “la comunicación es tarea de servicio, y a eso me dedicaré con pasión… Lo más valioso de mi trabajo será escuchar mucho, entender las distintas posturas, asumirlas, valorarlas, empatizar con ellas para aportar desde mi posición al mutuo entendimiento, al diálogo social, al bien común. Es, sin duda, un gran reto que me obliga a ejercitar el difícil arte de la escucha”.

La sucesora de Valdemar destacó que el arzobispo espera tener con los medios de comunicación una relación de “diálogo y de construir puentes”, porque “es fundamental para que una institución de cualquier índole pueda lograr sus objetivos. Por eso incluye a los comunicadores entre los social shapers (formadores), como configuradores de la realidad social”.

La nueva vocera agregó: “Don Carlos sabe que el papel de los comunicadores no se reduce a ser meros testigos o espectadores de lo que pasa. Un comunicador formado, culto y trabajador no se queda en los hechos: se informa del contexto, investiga las causas que explican lo que sucede y que ayudan a interpretar, y sabe responder a las necesidades e inquietudes de las personas. Así contribuye al progreso social y contrarresta la labor de los que fomentan el odio o la arrogancia. La información ha de servir para aumentar el conocimiento y respeto del otro”.

Esponda es maestra en Administración de Empresas por el Ipade Business School, licenciada en Comunicación por la Universidad Panamericana con especialidad en Comunicación Institucional y licenciada en Teología por la Universidad de la Santa Croce, en Roma. Ha sido directora de comunicación de distintas instituciones y es socia fundadora de la agencia Variopinto Comunicación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.