Fugaz operativo de coordinación mixta en Madero

Durante diez minutos elementos de seguridad detuvieron carros al azar, con el objetivo de combatir la delincuencia organizada.
Policías y militares cerraron la avenida principal.
Policías y militares cerraron la avenida principal. (Jesús García)

Ciudad Madero

La cotidianidad de un día normal en Ciudad Madero se interrumpió por minutos, tiempo que aprovecharon las fuerzas de seguridad pública en realizar el operativo de coordinación mixta.


En la zona sur la temperatura era de aproximadamente 16 grados centígrados, clima ideal para caminar en el centro y no sudar tanto ante la humedad.


El centro de Madero tiene el bullicio de un día normal, de gente saliendo de sus trabajos para ir a comer ya que son casi las 2 de la tarde.


Algunos peatones esperan en la esquina de la plaza Isauro Alfaro, otros tantos, también esperan, pero el vehículo que los llevará a su destino.


En una fracción de segundos, el tráfico se detiene en la avenida Álvaro Obregón, una de las arterias principales de la ciudad y que pasa frente al Palacio Municipal.


El motivo de la detención del tráfico: la presencia de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de los vehículos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), que se acomodan en el carril sur-norte de dicha avenida.


En el carril contrario aparecen los elementos de la Policía Estatal Acreditable (PEA), la Policía Federal Preventiva (PFP) y los Ministeriales, quienes comienzan a detener vehículos de sorpresa.


Que los elementos de seguridad de la federación y el estado aparecieran de la nada, cerrando por diez minutos el tramo de la avenida principal, específicamente frente al Palacio maderense, "sacó de onda a muchos".


Algunos se pararon en la puerta de sus negocios, el personal del Ayuntamiento salió a ver qué ocurría, los peatones se quedaban parados y observaban lo que ocurría, algunos hasta fotos tomaban.


En diez minutos los hombres destinados a brindarle seguridad a la gente detuvieron coches al azar y los revisaban, el objetivo es más que claro.


El operativo de coordinación mixta entre las corporaciones de seguridad tiene el objetivo de recuperar autos robados, armas de fuego, droga, en conclusión, va tras la delincuencia organizada.


Fue fugaz el operativo, pero así como sorprendió a la sociedad civil, al tendero, al que vende chicles y a los boleros, así se busca sorprender a los infractores, al delincuente, al que va por la vida sobre la ley.


Como si el viento se los hubiera llevado como una pluma de ave, surcando el ambiente, así desaparecieron los militares y policías, se esfumaron entre las calles cercanas como cuando las cucarachas se retiran al encender la luz.


La tranquilidad regresó, los autos andaban como siempre y solo se escuchaban murmuros y cómo no, si por diez minutos, como no queriendo, les quitaron la tranquilidad.