Crean Estado y municipios frente común contra ruidosos

El Gobierno Estatal y los municipios acordaron una iniciativa de ley para combatir el exceso de ruido en las fiestas en casas, por lo que además se coordinarán con las Secretarías de Seguridad.

Monterrey

Una iniciativa de ley para enfrentar el exceso de ruido que se emite en las fiestas de cada fin de semana, presentarán de manera conjunta el Gobierno del Estado y los alcaldes de la zona metropolitana.

El alcalde de Santa Catarina, Héctor Castillo, declaró que las quejas por ruido en fin de semana son muy frecuentes, por lo que buscarán establecer sanciones más altas, además de que la Secretaría de Seguridad en el Estado se coordinará con las Secretarías de los municipios para plantear soluciones.

"Un tema muy puntual que nos pedía el gobernador es que vamos a cerrar filas todos en relación, por ejemplo, las peticiones que tenemos referente al ruido, que va a haber iniciativa por parte del gobernador y los alcaldes en conjunto, vamos a presentarlo en este caso al Congreso y acciones en conjunto y trabajos que va a hacer el general Antúnez con los secretarios.

"Va a ser gradual (el cambio) campañas de concientización, tenemos que reformar la ley para que tenga sanciones efectivas y ahorita fue parte de lo que vimos, aparte nuestros índices como siempre los vemos, pero el punto más medular que vimos ahorita es cómo vamos a cerrar filas todos en esa cuestión del ruido que nos enseñan gráficas de las peticiones, las quejas que tienen por fin de semana, y eso le pega a la operatividad y le pega a la percepción que tal vez piensa que no se está haciendo algo, pero al final del día estamos viendo como cerrar filas cada municipio", declaró.

Expresó que el problema más fuerte del exceso de ruido se genera principalmente en las casas-habitación durante las fiestas de fin de semana.

Quejas en exceso

Por su parte, la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores comentó que tienen exceso de llamadas telefónicas de quejas de la ciudadanía sobre exceso de ruido derivado de las fiestas de fin de semana en la zona metropolitana.

Comentó que son alrededor de 13 mil llamadas a nivel estatal por semana, mientras que en Escobedo en un fin de semana reciben hasta 800 y no cuentan con las patrullas suficientes para darle seguimiento a todas esas denuncias, por lo cual se apoyarán en el Estado.

"El problema del ruido no es sólo el ruido, sino lo que conlleva el ruido, hablando de cómo es el comportamiento del delito y demás, en el caso del ruido es porque hay una fiesta y cuando hay una fiesta genera molestias alrededor y puede un vecino pelearse con el otro vecino y puede pasar algún delito que ojala no pasara, pero llega incluso hasta homicidios porque hay una molestia, riñas, etcétera", dijo.

Dijo que para combatir el exceso de ruido, en Escobedo aplican multas que se pagan mediante el impuesto predial y en caso de reincidencia pretenden hacer señalamientos de embargo.