Defiende PVEM práctica de fracking en México

Senadores del PRD propusieron cambios al dictamen energético a fin de prohibir la técnica, ya que aseguran el método provocará estragos ambientales y sociales.
El senador del PVEM Pablo Escudero mostró estudios científicos del doctor Richard Müller.
El senador del PVEM Pablo Escudero mostró estudios científicos del doctor Richard Müller. (Especial )

Ciudad de México

El Partido Verde Ecologista defendió desde la tribuna el artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos, que permite la práctica de la fracturación de la tierra mediante inyección de agua o fracking, lo que implicará el uso de entre 6 mil y 30 mil millones de litros de agua para explotar y explorar un pozo de gas lutitas.

El artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos, en su fracción XXXV en materia de reservas de hidrocarburos, no contiene limitaciones para que realice esa práctica en México, una vez que entre en vigor la reforma energética, como proponía el PRD.

El artículo señala que “el volumen de hidrocarburos en el subsuelo, calculado a una fecha dada a condiciones atmosféricas, que se estima será producido técnica y económicamente, bajo el  régimen fiscal aplicable, con cualquiera de los métodos y sistemas de Extracción aplicables a la fecha de evaluación…”

En nombre de la mayoría PRI, PAN y su partido, el ecologista Pablo Escudero mostró estudios científicos del doctor Richard Müller, según los cuales no se ha comprobado que esta práctica genere consecuencias de daño ambiental.

Dijo que las cuencas han sido estudiadas por agencias ambientales de Estados Unidos y la contaminación “por gas biogénico de manera natural” y subrayó que estados como Texas, Dakota o Lousiana ya desarrollan esa práctica.

“Sí, pero en esos estados también está aprobada la pena de muerte”, le reviró de inmediato el perredista Armando Ríos Piter, al demandar al ecologista a no traspolar experiencias de otros países que serían devastadoras para las cuencas nacionales, aun cuando su partido esté de acuerdo con penas como la que priva de la vida.

También el perredista Rabindranath Salazar mostró estudios del Parlamento Europea donde países miembros ya lo prohibieron y hasta el presidente de Exxon, en Estados Unidos, presentó queja en la Corte por las molestias de un contenedor de agua cerca de su propiedad, debido a las más de 600 sustancias químicas que se requieren para fragmentar la tierra.

“Así como el senador Escudero dice que tienen 50 estudios, tenemos otros tantos más”, recalcó el senador Salazar.

Quien luego pidió al pleno “mirar en Milenio Noticias, un artículo muy interesante de todo lo que ha provocado este método particularmente en el Norte del país, donde tenemos poca agua”.

En su turno, el panista Javier Corral anunció que él votará en contra, porque está demostrado que sí tiene consecuencias al medio ambiente, a la salud humana, al suelo, a las tierras superficiales y a las comunidades en materia de sus derechos de esta depredadora técnica.

“Yo no tengo duda de las nefastas y funestas consecuencias d que esta técnica producirá frente, incluso, a los recursos que se invierten porque es una de las menos rentables para extracción de hidrocarburos”, planteó, al criticar que el dictamen no prohíba esta técnica.