Senado pospone por segunda vez convocatoria de la Fepade

La Junta de Coordinación Política pidió más tiempo para discutir la convocatoria, a ocho sesiones de que concluya el periodo; PAN y PRD acusaron que el PRI busca un fiscal a modo.

Ciudad de México

Por segunda ocasión, el Senado pospuso la discusión de la convocatoria para elegir fiscal electoral, una vez que la Junta de Coordinación Política que preside la priista Ana Lilia Herrera pidió más tiempo para ello, pese a que a la Cámara le restan solo ocho sesiones para concluir el periodo.

En entrevista por separado, los coordinadores del PAN y del PRD, Fernando Herrera y Luis Sánchez, dijeron que ellos no fueron consultados para tomar esta decisión y es evidente que el PRI está maniobrando para agotar los plazos.

“Es evidente que está buscando acomodar los tiempos que tenía fijado el calendario original en virtud de la no aprobación la semana anterior. Esta convocatoria tiene que aprobarse este jueves a como dé lugar y los ajustes que se hagan se pondrán a discusión el próximo jueves.

“Nuestra postura es por la aprobación íntegra de la convocatoria tal como se acordó en la Jucopo y si ellos quieren hacer alguna observación tendrá que ser en el pleno”, señaló Herrera Ávila.

Confirmó que a él le informaron que quieren quitar el requisito de seis años que impide a quien haya ostentado un cargo de elección popular participar en esta convocatoria, bajo el argumento de que es discriminatoria.

En el mismo sentido el perredista Luis Sánchez urgió a que el Senado discuta ya esta convocatoria, al insistir en que el PRI pretende un fiscal a modo porque ni siquiera fueron convocados como coordinadores a sesión de la Jucopo, de manera que la suspensión de la discusión fue una decisión unilateral de la priista Ana Lilia Herrera.

“Por supuesto que no es responsable que se posponga esta discusión dados los tiempos tan cortos que tenemos. Había el acuerdo de discutirlo hoy, había quórum para hacerlo y no sé qué sucedió aquí”, indicó.

Entrevistado al cierre de la sesión, donde el quórum más alto fue de 88 senadores presentes, el panista Roberto Gil dijo que los senadores rebeldes de Acción Nacional pretenden eliminar el candado porque no está en ninguna ley y sería discriminatorio, por lo cual manifestó que sería tonto que si se inscribe un operador del PRI, del PRD, del PAN o de otro partido vayan a votar a favor.

“Lo que pasa es que estos requisitos no se previeron en la ley y los requisitos que se configuraron en la convocatoria no significa que el Senado no pueda hacer una valoración del perfil”, puntualizó, al detallar que legalmente no hay objeción y tendrá que ser un acuerdo de construcción política.


VJCM