Firman Estado y Migración convenio de colaboración

Luis Gerardo Islas González, delegado del INM, dijo que con el programa "Somos Mexicanos", se les brinda atención médica, psicológica y oportunidades laborales a quienes son deportados. 
La firma del convenio se realizó en las instalaciones del Congreso del estado.
La firma del convenio se realizó en las instalaciones del Congreso del estado. (Foto: Victoria Félix)

Monterrey

Para Luis Gerardo Islas González, delegado del Instituto Nacional de Migración, el discurso de rechazo hacia los migrantes mexicanos que ha manifestado el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no se ha visto reflejado en un aumento de deportaciones.

En entrevista posterior a la firma de un convenio de colaboración entre el Congreso del Estado y el INM, el delegado informó que durante los últimos cuatro años se ha mantenido una cifra de mil 600 a mil 800 neoleoneses deportados anualmente.

Indicó que con cierre al mes de noviembre se tuvo una cifra de mil 800 originarios de Nuevo León que regresaron a México, y espera que el número concluya en 2 mil como máximo de deportados para este 2016.

Islas González explicó que a todas las personas que son repatriadas o deportadas contra su voluntad se les brinda atención médica, psicológica y oportunidades laborales para lograr su inserción social en México a través del programa "Somos Mexicanos".

 “Para no confundir las líneas de que esto pueda ser una reacción al discurso que se pudiera estar dando en la unión americana con respecto a los connacionales mexicanos legales e ilegales, este programa se delineó en el 2014, y tiene como propósito poder atender a nuestros connacionales que son deportados o repatriados en contra de su voluntad.

“Un sólo nuevoleonés que se encuentra en la frontera norte y que necesite del apoyo del Gobierno de cualquier orden, federal, estatal o municipal, merece absolutamente toda nuestra atención y nuestra consideración, es una cuestión de orgullo y de patriotismo, ese es el enfoque que tiene principalmente este programa”, expresó.

Por otro lado, explicó que la deportación de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños ha tenido un incremento inédito en los últimos años, pues en el 2013 la cifra se mantenía en mil 600 a comparación del 2015 cuando aumentó a 3 mil repatriados, sin embargo, alcanzó su cifra máxima en este 2016 con arriba de 6 mil.

“Este incremento en las cifras del 2016 también se debe a que se ha intensificado el flujo migratorio por parte de los países de Centroamérica, los que forman el triangulo norte, Guatemala, que es la frontera con México, Honduras y el Salvador”, refirió.

El convenio se celebró en la Sala Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana, en el recinto Legislativo, ante la presencia de diputados, catedráticos de la UANL y la UDEM, entre otros.