Contempla Elizondo invertir en caminos de zonas rurales

El candidato a la gubernatura planea unir carreteras y enlazar los municipios de Allende, Rayones, Galeana, Aramberri y Doctor Arroyo.
El abanderado de Movimiento Ciudadano acudió al Pozo del Gavilán.
El abanderado de Movimiento Ciudadano acudió al Pozo del Gavilán. (Especial)

Galeana

Al asegurar que las carreteras del sur del estado se encuentran en malas condiciones, el candidato de Movimiento Ciudadano, Fernando Elizondo Barragán, se comprometió a invertir en vías de zonas rurales.

Durante una gira en el sur del estado, el candidato ciudadano manifestó que contempla un proyecto de inversión para unir carreteras y enlazar los municipios de Allende, Rayones, Galeana Aramberri y Doctor Arroyo.

“Lo más elemental es mantener los caminos rurales de Nuevo León en orden y para eso se requiere mantenimiento, lo que pasa es que donde hay corrupción y donde hay incompetencia, el mantenimiento pasa a segundo plano, porque no da tanta oportunidad para la corrupción”, indicó.

Elizondo Barragán manifestó que otros espacios que podrían ser una atracción turística con potencial; sin embargo, admitió que éstos se encuentran descuidados por las autoridades.

“Los caminos están en muy malas condiciones y aquí el lugar en donde estamos que es Galeana, en el Pozo del Gavilán, que es una belleza natural, es algo único que podría ser un atractivo turístico y en el que, sin embargo, no se ha invertido un centavo.

“Esto lo que indica es una falta de atención generalizada hacia la parte sur del estado, por lo que es parte de lo que queremos cambiar al llegar al Gobierno”, detalló el ex candidato a gobernador en 2009.

En el recorrido dio a conocer además que pese a que el sur de Nuevo León tiene zonas muy secas y áridas, con poca precipitación, los niveles de agua en la región se encuentran por arriba de lo normal.

“Ya conocemos que Galeana y el sur del estado son zonas muy secas, de poca precipitación, aquí en la Laguna de Labradores que es un lugar hermoso, un paraje turístico con gran potencial, está evidente cómo el nivel de los mantos se ha elevado por encima, muy por encima de lo normal, al grado de que las instalaciones, las palapas que se tienen, resultan inutilizables porque el agua ya las superó.

“Eso significa que Monterrey y Nuevo León tienen agua en abundancia y cuidándola, y manejándola bien, no necesitaremos traerla de otras cuencas”, apuntó.