Madres de los 43 piden que CIDH revise testimonio de ex mando

Las madres de los normalistas desaparecidos pidieron que sus abogados realicen el interrogatorio al ex jefe de la Policía de Iguala, Felipe Flores, ya que aseguraron no confían en la PGR.
Los padres de los normalistas encabezaron la protesta.
Los padres de los normalistas pidieron que la CIDH esté presente en los interrogatorios a Felipe Flores, ex jefe de la Policía de Iguala. (Jesús Alejandro Sánchez)

Ciudad de México

Madres de los 43 normalistas exigieron la presencia de representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante las declaraciones que haga el ex jefe de la Policía de Iguala, Felipe Flores Velázquez, acusado de ordenar el secuestro y detención de los 43 estudiantes.

Mientras, Rogelio Ortega, ex gobernador de Guerrero, reconoció que la captura de Flores es clave en el rompecabezas del caso, sin embargo, consideró que todavía hay muchas piezas sueltas.

TE RECOMENDAMOS: 7 preguntas que Felipe Flores deberá contestar sobre el caso Iguala

En entrevista con MILENIO, madres de los 43 afirmaron que Felipe Flores sabe del paradero de los alumnos y que debe decirlo frente a representantes de la CIDH, abogados de los padres o ante los propios familiares de los normalistas.

Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los alumnos, señaló: "Exigimos que lo entrevisten nuestros representantes legales, porque en la Procuraduría General de la República (PGR) no creemos".

Recordó que sus representantes jurídicos son del Tlachinollan Centro de Derechos Humanos de la Montaña con sede en el municipio de Tlapa, Guerrero, y del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Pidió que estén presentes los integrantes del mecanismo especial de seguimiento de la CIDH. "La presencia de la Comisión Interamericana es muy importante. No confiamos en el gobierno mexicano, no confiamos, porque desde el principio dijo mentiras; lo que nosotros exigimos es la verdad y justicia".

Sobre la captura del ex mando policiaco, refirió: "Aquí todos saben desde hace tiempo que está involucrado con la delincuencia organizada a través de Guerreros Unidos, que está acostumbrado a matar y desaparecer, pero no pasa nada pues está protegido por el gobierno".

Señaló: "Los estudiantes sobrevivientes vieron cómo los subieron (a los 43) en patrullas y nuestra exigencia es que se investigue también a la policía de Huitzuco".

Por separado, vía telefónica, Hilda Legideño, madre del estudiante Jorge Antonio Tizapa Legideño, también pidió la presencia de testigos en las declaraciones ministeriales de Felipe Flores.

"Como padres, solicitamos que nuestros licenciados y uno que otro padre de familia estén presentes en las declaraciones para ver qué es lo que declara", dijo.

Exigió que el Mecanismo Especial de la CIDH "esté presente, pues es en el que hemos confiado: nos parece importante que estén organismos internacionales" en esas declaraciones ministeriales.

Coincidió en que Felipe Flores es un elemento clave en las investigaciones, pues "él sabe mucho de nuestros estudiantes, estuvo en comunicación con la Policía Federal; aquí hay personas que se encubren".

Por otra parte, se informó que este lunes una representación de familiares de los 43 normalistas entregarán una carta en la sede de la ONU en Nueva York, donde piden al gobierno mexicano la presencia de sus representantes jurídicos e internacionales en las declaraciones que rinda el ex policía Flores.

En esa carta, informan además sobre diversas violaciones a los derechos humanos en México. Hasta el 18 de noviembre, familiares de los 43 estudiantes realizarán una caravana por ciudades de Estados Unidos.

Dejar indagatoria abierta

Mientras, en entrevista en el Encuentro Nacional por la Justicia, la Paz, la Democracia y la Soberanía, Rogelio Ortega comentó que la investigación debe seguir abierta hasta que se sepa con claridad qué paso con los 43 alumnos de Ayotzinapa.

Rechazó que su administración haya sido omisa en las pesquisas para detener a Felipe Flores, pues las investigaciones le correspondían a la PGR.

TE RECOMENDAMOS: Cae ex jefe policiaco que entregó a los 43 al ‘narco’

"Hay piezas sueltas todavía del rompecabezas, hay líderes del grupo delincuencial Guerreros Unidos que todavía no han sido detenidos y se desconoce el paradero de quienes estuvieron involucrados directamente", dijo.

El viernes fue capturado Felipe Flores, ex jefe de la policía de Iguala, quien es señalado de ordenar la detención de los estudiantes y haberlos entregado al crimen organizado.

Rogelio Ortega comentó que tanto la Federación como el estado cometieron un gravísimo error de omisión y actuaron tarde, porque la investigación debió haber iniciado la misma noche de los hechos.

"Yo me avoqué entonces a buscar la interlocución con todos los líderes sociales, atender personalmente a los familiares de desaparecidos para encontrar un cauce institucional y no un cauce violento al conflicto. Por lo demás, el caso está en manos de la PGR", puntualizó.

Dijo que es difícil saber si durante los dos años que estuvo prófugo Flores Velázquez estuvo viviendo en Iguala.

El ex gobernador admitió que existe una realidad que no se puede negar en 22 municipios de Guerrero, donde se siembra amapola y mariguana, y donde los grupos delictivos se disputan el territorio en complicidad con las autoridades.