Felipe promete visitar en cada año todos los municipios

El candidato del PAN a la gubernatura expresó que reintegraría la obligación de acudir a todas las poblaciones de la entidad.

Monterrey

Porque se quitó la disposición legal que existió por muchos años y que obligaba al gobernador en turno a visitar cuando menos una vez al año a la totalidad de los municipios de Nuevo León, el candidato del PAN a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú declaró que de llegar al gobierno, reintegrará esa obligación.

Mencionó que es tanto el abandono y la necesidad que se tiene en los municipios rurales, que no se puede pensar que con una vuelta al año sea suficiente para enterarse de los problemas, por ello, de ser posible habría más de una visita anual a cada uno de los 51 municipios.

 “Para nosotros es como ir de paseo, pero no deja de ser un llamado de atención a la falta de una visión de Estado, lamentablemente el Gobierno se abstrae muchísimo de ver lo que está ocurriendo y una de las razones del abandono es que no acude el propio gobernador.

“Habría una disposición legal, y ya la quitaron, donde decía que el gobernador debería visitar al menos una vez al año la totalidad de los municipios, es decir, más o menos uno por semana, sería el equivalente, eso ya no se hace, y al quitar la obligación legal, a los que nos gusta darle seguimiento a los municipios, pues iríamos aunque lo diga la ley, pero a los que no les gusta, como al mandatario actual, lo que está pasando es que el abandono se hace más acentuado”, dijo.

Dijo que además, visitar la cabecera es una cosa, pero visitar las rancherías, ejidos, pueblos, cambia la perspectiva.

Además, mencionó, hay espacios  en la zona rural que pueden mejorar su economía mediante el desarrollo turístico.

 

Ampliaría carretera

Con la intención de promover el turismo en la zona e incrementar el número de paseantes, Felipe de Jesús Cantú prometió que, de llegar a la gubernatura, remodelará la carretera Linares-Galeana.

Cantú Rodríguez dijo que contaría con el mismo número de carriles, pero con mayor amplitud para que haya la capacidad de que pueda haber rebases más seguros y se disminuyan los riesgos de choques en la rúa.

Mencionó que al haber curvas muy pronunciadas, se deberá atenuar algunas para disminuir el riesgo de accidentes.

“Es que es una remodelación de la carretera, no puede ser del mismo año y no puede ser tampoco tan peligrosa de que estás en todos los barrancos, esas condiciones tienen que cambiar, entonces tienes que darle un poco más de amplitud a las carreteras para poder dar la posibilidad real de que la gente vaya con seguridad.

“El riesgo nunca ha sido bien ponderado, especialmente en la noche que no se aprecia, los señalamientos son muy antiguos, en algunos casos no existen, siquiera, pero la señalización es una de las carencias, pero lo fundamental es que la carretera no solamente son los pozos en sí, sino el diseño de la carretera es un diseño muy antiguo”, declaró.