Detenciones al azar, acusan en Chilpancingo

Familiares sostienen que varios aprehendidos no eran transportistas ni estaban participando en la protesta que duró más de 10 horas en la Autopista del Sol.
El gobernador y el fiscal del estado afirmaron que el narco armó la protesta del jueves.
El gobernador y el fiscal del estado afirmaron que el narco armó la protesta del jueves. (Cuartoscuro)

Chilpancingo, Guerrero

Familiares de personas detenidas tras el desalojo del jueves pasado en la Autopista del Sol solicitaron la intervención urgente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum); sostienen que varios fueron capturados sin tener relación con los hechos.

Habitantes de la colonia Lucía Alcocer, localizada en el lado norte de Chilpancingo, relataron cómo Eligio Derramona Pintor fue detenido por elementos de la PF la noche del jueves.

"Yo venía en un carro particular, los federales venían sobre la avenida Llano Largo, eran como 200 elementos y se abalanzaron sobre mi papá; lo bajaron a golpes y le quebraron todos los cristales de la Urvan, yo defendí a mi padre, me metí, pero esos cabrones me agredieron y como pude me les escapé, pero me siguieron hasta la casa".

Sergio Derramona, hijo de Eligio, es entrevistado en la puerta principal de la delegación de la PGR y reclama: "¿Díganme cómo se le llama a eso? ¡Malditos federales!"

La hija de Prisciliano Aparicio Luna refiere que la mañana del sábado 30 ya pudo dialogar con su padre, éste le comentó que estaba parado sobre la vía pública cuando fue golpeado por los federales.

La mujer dirige un reproche a la Coddehum porque, desde su perspectiva, ha dejado en el desamparo a las víctimas directas del desalojo.

"Desde que ellos fueron detenidos ni siquiera se presentaron para ver como estaban, no acudieron para verificar que no se les violaran sus derechos humanos", anotó.

Los que han dado información respecto al estado en que se encuentran los lesionados, según los denunciantes, son los propios trabajadores de la PGR, aunque no les proporcionan los datos concretos.

"Necesitamos que Derechos Humanos esté aquí, no solo por nosotros, por ellos que están adentro, porque no estuvieron en el momento para procurar que no fueran torturados, porque varios nos dicen que cuando los tuvieron en el aeropuerto los estuvieron golpeando durante más de dos horas y Derechos Humanos no hizo nada".

Otra mujer, que pide su nombre quede en el anonimato, refiere que es madre de un joven de 24 años, el cual ocasionalmente trabaja como chofer de taxi.

"El único delito de mi hijo es haber acudido a una convocatoria de su jefe, ahora me lo están acusando de crimen organizado y de drogas, cuando mucha gente en Chilpancingo nos conoce y sabe que mi hijo Abisaí Locía Aguilar es un muchacho honesto", anotó.

Ella solicitó un trato sensible de parte del gobierno estatal, ya que en el caso de Abisaí no tiene familiares ni amigos en la Sierra, su único error fue acudir al llamado de su jefe.

Vicente Nájera, presidente de la Asociación de Transportistas de Heliodoro Castillo, refirió que dicha agrupación tiene tres choferes detenidos, ellos fueron sorprendidos cuando estaban en la gasolinera Chilpancingo, cerca de la aeropista.

"Ellos se bajaron para intentar llegar a nuestra base, ahí les llegó el operativo y los agarraron junto con dos pasajeros que venían con el compañero José Luis Román Teodoro, se los trajeron sin ninguna causa, eso es lo peor de todo lo que está sucediendo".

Nájera refiere que sus tres compañeros y los dos pasajeros están acusados de causar daños a la ambulancia de la PF que fue atacada cerca de la colonia Tatagildo.

"Es una injusticia, ellos venían manejando y se agarraron a dos pasajeros que no tenían nada que ver", acusó.

La tía de Marcos Santiago Rentería, originario de la comunidad de Iyotla, dice que se trata de un muchacho huérfano, quien ha tomado el trabajo de chofer como la única manera para resolver sus necesidades básicas.

Otro joven regresaba de ver a su novia en una de las colonias ubicadas en el lado norte de la ciudad, pero "él ni es chofer, solamente lo agarraron y ahora está todo descalabrado".

El caso de Raúl Francisco Sánchez Hernández también llama la atención, él es originario de Zumpango y salió de trabajar a las 19:30 horas, caminó hacia el norte de Chilpancingo para tratar de pasar el bloqueo y sobre la carretera federal encontrar un transporte hacia su domicilio.

"Él se dedica a trabajar, es un hijo de familia y lo están acusando de crimen organizado, de portar armas y de todo, es mi hermano y no tiene ninguna relación con el bloqueo", aseveró su hemano Jaime.

Raúl Francisco estaba a la altura del Infocap cuando se suscitó el desalojo, buscó el apoyo de la PF para evitar que se le involucrara con los manifestantes, mostró su credencial de elector para comprobar que era un habitante de Zumpango, aun así lo metieron a la fila de sierreños capturados, denuncia el hermano.

La familia de Carlos y Tomás Barragán Guzmán reclamó también los casos de Mario Nicolás Pérez y Alejandro Vázquez Candia, de la comunidad de La Felicidad, municipio de Leonardo Bravo, aunque no niegan su participación en el bloqueo.

Explican: "Nosotros venimos a manifestarnos por las promesas que el gobernador hizo en campaña, las que hasta el momento no se han cumplido, como proyectos productivos y fertilizante, porque nosotros somos campesinos y por eso venimos con nuestros comisarios para apoyarlos, pero cuando ya nos íbamos fuimos agredidos".

Dijo que tuvo contacto visual con sus hermanos hasta las 22:00 horas del viernes, cuando aún no llegaba la Coddehum para verificar las condiciones en que se hallaban.

Antonio Jiménez Saucedo es parte de un grupo de hermanos que estaba trabajando en la construcción de una casa en Chilpancingo.

Recibieron la llamada de unas primas que se encontraban varadas en el bloqueo, el joven se trasladó para acompañarlas hacia el interior de Chilpancingo y fue capturado en el trayecto, porque se quedó en medio de la confrontación.

Otra persona que también pidió guardar el anonimato aseguró: "Hay personas inocentes, está el caso de un niño que está discapacitado, andaba limpiando parabrisas y lo tienen detenido, hasta ahora sabemos que hay por lo menos 18 personas que no tenían nada que ver con la protesta y están en la delegación de la PGR, acusados hasta de crimen organizado".