• Regístrate
Estás leyendo: Falta de transparencia, principal problema en deuda
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 02:39 Hoy

Falta de transparencia, principal problema en deuda

Académicas de la UANL y el Colegio de la Frontera Norte coincidieron en que el gobierno se resiste a detallar los pormenores de la deuda, dejando en la incertidumbre el costo real.

Publicidad
Publicidad

El principal problema de la deuda en Nuevo León es su falta de transparencia, coincidieron académicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Colegio de la Frontera Norte.

La resistencia de la autoridad en dar a conocer todos los detalles y reservar información, además del golpeteo político constante sobre este problema financiero, dejan en la incertidumbre el verdadero monto de la deuda, sus servicios y otros accesorios.

En consecuencia, ni siquiera se cuenta con un parámetro para empezar a trazar una posible solución a esta grave situación y poder empezar a lidiar con sus consecuencias en las administraciones venideras.

Cinthya Caamal Olvera del Centro de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León consideró que la deuda sigue creciendo cuatro veces desde el 2008 y si bien ha habido cuestiones coyunturales de la economía como crisis, desastres naturales, tampoco ha habido mecanismos reales de contención.

"Pero las políticas contraciclicas que se han aplicado como el aumento del gasto para llevar a cabo un buen avance en la economía han tenido efectos sobre la deuda, va aumentando y no se ve que se contengan.

"El servicio de la deuda es muy alto y eso es lo que más preocuparía porque es lo que tienes que pagar y habría que ver los plazos, hay algunos hasta el 2030 y no se sabe bien cómo se van a pagar", dijo.

La investigadora de la UANL señaló que a las grandes deudas se adjunta la política de asignación de gastos, pues la reforma hacendaria ha permitido incrementar la recaudación de los impuestos pero no ha ido acompañado de la revisión del gasto eficiente.

Dijo que el Gobierno Estatal debe eliminar proyectos o gastos que no estén dando los resultados esperados.

En ese sentido mencionó que se desconoce la operación del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas (POFIF) del que tanto habla el Gobierno Estatal.

"Sí necesitamos más transparencia, estandarizar la información y hacerla clara para el análisis", puntualizó.

Por su parte, Socorro Arrazaluz, del Colegio de la Frontera Norte, coincidió en la falta de conocimiento de los números reales, y que cada quien maneja un monto depende de la metodología empleada.

Señaló que hasta el momento la cifra más confiable es la que ha dado a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sin embargo, no aparecen desglosadas y sólo se conoce el monto total.

"Los empresarios tienen una cifra, los políticos otra y debemos tener un comparativo, tener una instancia que comprenda todas estas diferentes versiones y las pueda tener públicamente, no hay pretexto para no hacerlo", dijo.

Señaló que las finanzas públicas se convierten en una caja a las que no se les puede dar un seguimiento apropiado porque cada autoridad cuando llega al poder modifica el modo de abordar las fianzas públicas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.