Congreso revive a la Función Pública; Senado ratificará al titular

Esa secretaría tendrá nuevamente a su cargo la responsabilidad de investigar y sancionar las conductas de los servidores públicos que, en su caso, constituyan responsabilidades administrativas.
Santiago Taboada, presidente  de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados  detalló las fechas de las audiencias, los temas y los días en que se desarrollarán en diversos estados de la República
El proyecto de reformas a Ley Orgánica de la Administración Pública Federal fue aprobado por unanimidad. | Archivo

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de reformas a Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para restablecer las facultades de la Secretaría de la Función Pública en materia de control, fiscalización y sanción a los servidores públicos, además de darle al Senado la atribución de ratificar al titular de esa dependencia, a propuesta del Presidente de la República.

Por unanimidad, con 448 votos, los diputados federales avalaron el dictamen y lo turnaron al Senado de la República como parte de los ordenamientos del Sistema Nacional Anticorrupción.

Al fundamentar el proyecto en tribuna, la legisladora priista Mercedes del Carmen Guillén, presidenta de la Comisión de Gobernación en el Palacio de San Lázaro, subrayó que las reformas tienen el propósito no solo de devolver, sino también de fortalecer las atribuciones de la Secretaría de la Función Pública como dependencia encargada del control interno del Ejecutivo Federal.

“La Secretaría de la Función Pública será la autoridad encargada de organizar y coordinar el sistema de control interno y la evaluación de la gestión gubernamental, podrá inspeccionar el ejercicio del gasto público federal y su congruencia con los presupuestos de egresos en un marco que favorezca el desarrollo del gobierno digital, el gobierno abierto y la rendición de cuentas”, puntualizó.

La reforma reincorpora a la Función Pública al listado de entidades dependientes del Ejecutivo Federal.

Entre otras facultades, la dependencia tendrá nuevamente a su cargo la responsabilidad de conocer, investigar y sancionar las conductas de los servidores públicos que, en su caso, constituyan responsabilidades administrativas.

Asimismo deberá presentar las denuncias correspondientes ante la nueva Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, adscrita a la Procuraduría General de la República.

La Función Pública practicará por sí misma o a solicitud de la Secretaría de Hacienda las auditorías, revisiones y evaluaciones  con el propósito de fiscalizar y promover la eficiencia en la gestión de las diversas dependencias públicas.