Hay delincuencia organizada atrás de explotación laboral: Navarrete Prida

En las últimas semanas la STPS ha rescatado a más de 400 personas pertenecientes a grupos vulnerables, en condiciones de explotación.
En el marco del Programa “México con Trabajo Digno”, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), rescató a 49 jornaleros indígenas mixtecos del Estado de Guerrero, entre ellos 13 menores en edad no permitida para trabajar en un campo agrícola en el Estado de Colima, que laboraban en condiciones de explotación.
En el marco del Programa “México con Trabajo Digno”, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), rescató a 49 jornaleros indígenas mixtecos del Estado de Guerrero, entre ellos 13 menores en edad no permitida para trabajar en un campo agrícola en el Estado de Colima, que laboraban en condiciones de explotación. (Cortesía)

Ciudad de México

Al informar sobre el rescate de 49 indígenas mixtecos en Colima, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, reveló que detrás de los últimos hallazgos de explotación existen grupos de la delincuencia organizada.

"Sí hay una red, estoy convencido, que hay detrás delincuencia organizada, no puedo decir qué grupo pero sí la hay", dijo.

El funcionario federal reconoció que ha habido diversos casos de explotación que estarían cerca de clasificarse como esclavitud, y que para evitar un estallido social ante el descontento de la población como en el estado de Baja California, municipio de San Quintín, se han instalado mesas de trabajo para solucionar este problema.

Sobre el caso de los 48 indígenas mixtecos, detalló que inspectores de la STPS realizaron un operativo los pasados 21 y 22 de marzo en el estado de Colima, en el ejido El Diezmo.

Destacó que entre las violaciones documentadas en el lugar se encuentran: trabajo infantil en su modalidad de trabajo forzoso; trabajo agrícola expuesto a sustancias peligrosas como plaguicidas y pesticidas, sin ningún equipo de protección; y carencia de seguridad social.

Además, ausencia de control en el manejo de sustancias químicas para jornaleros y fumigadores, acceso sin ningún tipo de restricción de los niños a sustancias químicas que ponen en riesgo grave su salud; condiciones insalubres sin baños o letrinas, sólo con un pozo distante del lugar; no les proporcionaban alimentos, ni agua potable; y el sueldo era pagado a destajo, por lo que algunas jornadas no alcanzaban a cubrir el salario mínimo.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el secretario del Trabajo, en las últimas semanas la STPS ha rescatado a más de 400 personas en condiciones de explotación, pertenecientes a grupos vulnerables de nuestro país.