ENTREVISTA | POR TRAGALUZ/FERNANDO DEL COLLADO

Eufrosina Cruz Mendoza Diputada por Oaxaca

“Soy una rebelde revoltosa. Si los oaxaqueños quieren, quiero ser gobernadora. Cué tiene tiempo para reconstruir el camino. Busco una reforma constitucional para que las indígenas sean visibles”.

“No me explicaron qué es la política, estoy aprendiendo”

Eufrosina Cruz Mendoza, diputada por Oaxaca
Eufrosina Cruz Mendoza, diputada por Oaxaca (Gonzalo Ortuño)

Ciudad de México

Lleva casi una década quebrando paradigmas en los lugares más inhóspitos posibles: el machismo y sus aferrados usos y costumbres. De Oaxaca. Mujer y política: así el tamaño de su afrenta. Ahora, casi en solitario, busca una reforma constitucional que abra los derechos políticos a las indígenas. De lograrlo, sería nuevamente insólito por lo panista que es.

¿Eufrosina a qué le suena?

A una rebelde revoltosa que sigue soñando por un Oaxaca con libertad y alegría.

¿De gozosa existencia?

Efectivamente.

¿De gozosas maneras?

Quizá.

¿En su dulzura está el engaño?

A veces.

¿En su ternura está la seducción?

A veces.

En fin, ¿la de siempre?

Por supuesto.

¿Oaxaqueña hasta la médula?

Hasta los huesitos.

¿Orgullosa?

Por supuesto, indígena orgullosa.

Parece que sigue marcando hitos…

Quizá, quiero que otras marquen más huellas que yo.

La primera diputada presidenta en su estado…

Sí… e indígena.

La primera mujer en trastocar las costumbres…

Quizá la que tuvo la oportunidad de hacer visible el tema.

¿Eso la vuelve más importante?

No, quizá me vuelve más vulnerable, porque resurgen enemigos que no quieren que los usos y costumbres cambien para seguir abusando de los que menos tienen.

¿La hizo más humana?

Y más fuerte, y más rebelde.

¿Y más leyenda?

Pues la historia quizá lo dirá.

En fin, ¿hacia dónde va Eufrosina?

Hacia donde la vida y las circunstancias me lleven, asumiendo la responsabilidad y las consecuencias de mis decisiones.

¿Hoy en dónde está, se siente a gusto?

No, porque estás en donde muchas cosas son falsas.

¿Pensará que ya no hay punto de retorno?

Los retrocesos no son buenos.

¿Y si vamos a su infancia?

Esa infancia no quiero que la vivan las niñas y los niños de Oaxaca, porque faltó oportunidad.

¿Violencia?

No.

¿Resentimiento?

Resentimiento… quizá.

¿Miedo?

Aprendí a caminar con ello.

¿Su madre?

La mujer que más admiro y respeto.

¿Su padre?

El hombre que hoy respeto y admiro, porque entendió que sus hijas mujeres valemos lo mismo que sus hijos hombres.

¿Todavía dice que se debe a su pueblo?

Por supuesto.

¿Todavía se siente pueblo?

Sí, por supuesto. Viven mis papás y mis hermanos, hablo mi lengua materna, sigo yendo a Quiegolani.

¿Y su pueblo es su patria?

Sí.

¿Hay otra?

No.

¿La quiere?

Con todo el corazón.

¿Esa es su cruz?

Sí. Todos los rincones de Oaxaca y de México son patria, solamente que no han sido visibles.

¿Eso vende?

No sé si venda, pero es la prioridad: el tema indígena.

¿Qué le dijeron que era la política?

Nunca me explicaron qué es la política, estoy aprendiendo.

¿Qué ha entendido de ella?

Que hay que entrar sin miedo, asumiendo las consecuencias que eso significa.

¿Cuál es la primera consecuencia que ahora está pagando?

Que te señalan y te cuestionan… que has perdido tu esencia como indígena, yo creo que es lo más doloroso.

¿En su dulzura están los principios?

No sé.

¿Los tiene?

Por supuesto.

¿Como una agenda legislativa?

Los tengo tan firmes como el primer día, pero todavía falta sensibilidad.

¿Honesta?

Sí.

¿Incorruptible?

Por supuesto.

¿Panista?

Por supuesto.

¿Panista e incorruptible no es una contradicción?

En todos los partidos hay corruptos y no. El PAN me abrió las puertas para hacer visible el tema, que es la visibilidad de las mujeres indígenas.

¿Gusto al dinero?

Nooo.

¿Al engaño?

Tampoco.

¿Es verdad que ha incursionado en negocios de la construcción?

Eso dicen… eso dicen, pero jamás.

¿Prestanombres?

No.

¿No ha hecho justo lo que criticaba de los otros?

No, no tengo nada de qué avergonzarme, mucho menos que me señalen.

¿No ha desviado recursos?

¡Por supuesto que no, porque no he sido funcionaria!

¿No ha justificado presupuestos en falso?

No, no, porque nunca he manejado recursos públicos.

¿No se ha ofrecido como intermediaria?

En defensa de los derechos de las mujeres cuando las encarcelan, por supuesto que he sido intermediaria y seguiré siendo intermediaria.

¿No ha pedido cuotas?

No… pero las cuotas para que las mujeres entren en la política, sí.

¿Pues qué diputada es usted?

Una diputada que tiene firme lo que está buscando, que es la reforma constitucional para que las mujeres indígenas puedan ser visibles en este país.

¿En su ternura está la ambición?

No, porque ternura y ambición, yo creo, no se llevan.

¿Llegará un momento que tocará la traición?

No, porque hoy soy madre y cuando eres madre te vuelves más firme en lo que buscas, porque ya tienes una personita que te va a cuestionar.

¿Llegará un momento que tocará la mezquindad?

Por supuesto que no.

¿Pues qué panista es?

Una panista que quiere que el tema indígena sea referente también de Acción Nacional.

¿Panista de moches?

Por supuesto que no.

A ver, ¿un PAN cercano a los indígenas?

Por supuesto y eso me consta, por eso estoy…

¿Se lo cree?

Yo sí.

Por cierto, ¿qué PAN continúa con Madero?

Esa pregunta hay que hacérsela a Madero.

¿Arropado por el PRI?

Pues habría que preguntarle también, ¿no?

¿El agachado?

Ahí están las reuniones y las pláticas.

¿En su dulzura está la resistencia?

Por supuesto… ahí sí.

En fin, ¿la próxima gobernadora de Oaxaca?

Si las circunstancias y Dios te ponen las cosas en el camino... faltan dos años, y si oaxaqueñas y oaxaqueños nos dan esa oportunidad, ¿por qué no?

¿Habrá que conocerlo primero?

Por supuesto.

¿Usted lo conoce?

¡Conozco cada rincón, cada vena y por eso sigo soñando con un Oaxaca de igualdades!

¿Y allá la conocen?

He tratado que me conozcan. No sé si todavía todos, pero los fines de semana recorro mi estado, cada pueblo, cada colonia.

¿El Benito Juárez mujer?

Son circunstancias diferentes, es al hombre que admiro, por el cual sigo diciendo que sí se puede.

¿Profeta en su tierra?

Nadie es monedita de oro. Quizá unos me quieren, quizás otros no. Es parte de entrar a la política.

El machismo…

El machismo es todavía un paradigma que hay que romper.

¿Y podrá quebrar esas costumbres?

Con educación, cuando la mente se libera del velo de la ignorancia, se rompe toda esclavitud, porque el hambre que hay en Oaxaca no solamente es del estómago, es de la mente.

¿Será que su futuro es una emboscada?

Una emboscada para los que no quieran que progrese, que no quieran que Oaxaca se eduque.

Oaxaca, ¿una trampa?

Sí, para los que no quieran verlo crecer.

¿Y aún piensa que lo conoce?

¡Por supuesto!

A ver, ¿qué sucede con Gabino Cué?

Le faltaron hombres que quisiesen a Oaxaca como Gabino y yo lo queremos.

¿Dónde quedó su impulso?

Todavía le quedan tres años en el camino, sigo creyendo que sí se puede reconstruir el camino.

Además de los maestros, ¿quién más gobierna en Oaxaca?

Los que tenemos que gobernar somos las oaxaqueñas y los oaxaqueños. Tenemos que ponernos de acuerdo. El día que los maestros antepongan el interés de la niña o el niño a los suyos, ese día va a cambiar Oaxaca.

¿Dónde están sus miedos?

Que se les quiten las dádivas a los líderes.

¿Miedo a la miseria?

Quizá para los que no han sabido convertir la educación en eso, en una profesión.

¿Ariscos?

Los verdaderos maestros, no.

En fin, ¿Gabino ha fracasado?

Le queda una recta donde tiene la oportunidad de reconstruir. Es complicado gobernar con pobreza, con la sección 22 (CNTE), con miles de organizaciones.

¿Será que Ulises Ruiz sigue gobernando?

A Ulises Ruiz la historia le dará su lugar, porque antes de que se fuera, cambiaron la ley para que los recursos que se desviaron no fueran castigados.

¿Qué pasó con esas promesas de auditoría?

Antes de que entrara la legislatura se cambió toda ley para que no se considerara delito en Oaxaca, ¿cómo puedes castigar?

En tanto, Murat operando…

Si nos dejamos…

¿Volverá el PRI?

Creo que Oaxaca no está dispuesto.

¿Alguna vez se fue?

Nunca: el PRI está en todos lados.