Estado delimita marcha; maestros rompen cercos

Los docentes se enfrentaron con elementos de Fuerza Civil para poder tomar la avenida Constitución y cruzar sobre un puente peatonal hasta Morones Prieto. 

Monterrey

Tras una concentración desorganizada entre varios grupos de maestros, la marcha arrancó desde la Explanada de los Héroes, hacia el primer cuadro de la ciudad.

Desde las 17:00 horas, un contingente de tres mil mentores se concentró en la Macroplaza para realizar un trayecto vial no definido.

Encabezado por distintos dirigentes, entre ellos Antonio Cota, de la SNTE, y otros grupos que integran las secciones 50 y 21 del magisterio y alumnos de la UANL empezó el contingente a caminar por la calle Zaragoza.

Pero con la instalación de dos sonidos diferentes y divididos entre los docentes de afiliación partidista y los de base, fue como se inició una nueva marcha.

Tras hablar al micrófono dos personas, a las que no se les entendía por el choque de sonidos, se pudo percibir una división entre los docentes, pese a que muchos pedían unidad a cada momento.

El contingente está rodeado por 700 elementos de Fuerza Civil, Policía Estatal y Regia, y 16 visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

"Vamos a unirnos, compañeros, no se vale, estamos aquí, este es el elemento que falta: ¡maestros unidos jamás serán vencidos!", gritó el mentor al micrófono.

Cuando la marcha llegó a Constitución, los maestros se dieron cuenta de que esta avenida estaba delimitada por varios autobuses que les impedían el paso.

Durante el recorrido, algunos docentes quitaron incluso las vallas de contingencia para pasar hasta Pino Suárez y así poder tomar Constitución, en un completo desquicie del orden.

Mientras tanto, elementos de Fuerza Civil tratan de contener el paso de los profesores que están decididos a tomar rutas alternas a las ya encausadas, aunque sin mucho éxito.

Con información de Eduardo Mendieta y Orlando Maldonado.