El exalcalde de Reynosa, los nexos criminales y el PRI

El exsenador y exalcalde de Reynosa, Óscar Luebbert Gutiérrez, quien ahora busca llegar a la dirigencia del PRI en Tamaulipas, fue denunciado el 7 de octubre del 2007.

Reynosa

El exsenador y exalcalde de Reynosa, Óscar Luebbert Gutiérrez, quien se perfila para dirigente del PRI en Tamaulipas, tiene en su haber una denuncia ante la PGR por presuntos nexos con la delincuencia organizada y en Estados Unidos su exsecretario de Seguridad, fue identificado como "alto miembro del Cártel del Golfo", colaborador de Tomás Yarrington y Antonio Peña Argüelles.

Levantón a candidato panista

En el año 2007, Óscar Luebbert contendió para ser alcalde de Reynosa por segunda vez, comicios que se efectuaron el 11 de noviembre.

El 31 de agosto de ese año, hombres armados 'levantaron' a su adversario panista Gerardo Peña Flores (actual secretario de Desarrollo de Bienestar Social del Estado), a quien con amenazas de muerte exigieron que declinara "porque la alcaldía estaba destinada al candidato del PRI".

Presuntamente fue Jaime Rodríguez Durán, alias "El Hummer", jefe de plaza del Cártel del Golfo, habría ordenado dicha acción.

El hecho fue denunciado el 16 de octubre de ese año ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR, con copia a las Secretarías de Gobernación y Seguridad Pública, según documentos en poder de MILENIO Tamaulipas, sellados y foliados.

Los denunciantes fueron los entonces diputados federales Raúl García Vivián y Omeheira López Reyna (actual directora del DIF estatal), así como los candidatos a diputados Alejandro Sáenz (ya fallecido) y Francisco García Cabeza de Vaca (actual gobernador), además de Gerardo Peña y Jorge Espino Ascanio (actual Auditor Superior del Estado).

Todos ellos miembros del PAN, señalaron al candidato priista Óscar Luebbert, al presidente estatal del partido, Ricardo Gamundi Rosas; a Rubén Galván, presunto enlace con la delincuencia organizada y a quien resultara responsable de lo sucedido.

En su denuncia, precisaron que esta intimidación ya había surtido efecto en otras partes del estado como Nueva Ciudad Guerrero y Ciudad Mier, donde los candidatos panistas renunciaron por miedo.

Los funcionarios del gobierno municipal panista de Reynosa también estaban siendo atemorizados, como fue el caso del secretario de Desarrollo Económico, Leonel Cantú, a quien le fue incendiada una refaccionaria de su propiedad la madrugada del 14 de septiembre, además de recibir llamadas telefónicas para amenazarlo de muerte.

Afirmaron que la delincuencia organizada estaba operando políticamente a favor de Luebbert, usando a Rubén Galván Ramírez, para sembrar el temor entre los panistas.

Apuntaron que el grupo delictivo tenía bajo su control 600 taxis pirata en Reynosa, contra los que agentes viales del municipio no podían hacer nada porque hombres armados salían en su defensa, ya que los tenían a cuota de 400 pesos semanales y los usaban para cometer secuestros.

Ante esto, los panistas demandaban el apoyo de la PGR y Secretaría de Seguridad Pública Federal para combatir a esos delincuentes. Su correligionario Felipe Calderón Hinojosa, gobernaba el país entonces.

En la misma denuncia, se dio a conocer que un colaborador de la entonces senadora Lázara Nelly González Aguilar, de nombre Guillermo López Laguna, fue agredido para llevar el mensaje de "bajarle" a las declaraciones contra el gobernador Eugenio Hernández, porque de lo contrario, "la iba a pagar muy caro".

TE RECOMENDAMOS: Piden a ciudadanos denunciar a funcionarios corruptos

Por aquellos días, legisladores federales del PAN lanzaron un spot para exigir que el entonces mandatario sacara las manos del proceso electoral, por medio del cual se renovarían 43 alcaldías y 19 diputaciones locales de mayoría.

Hombre de confianza de Luebbert, involucrado

Luebbert ganó la alcaldía y a cuatro meses de iniciada su administración, elementos de la Policía Federal, apoyados por el Ejército sitiaron la Secretaría de Seguridad Pública Municipal para aprehender a su titular, por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Se trataba de Juan José Muñiz Salinas, alias "El Bimbo", un exagente de la Policía Ministerial que fue nombrado secretario de Seguridad a petición de "El Hummer", convirtiéndose en su hombre de confianza.

En México, "El Bimbo" era acusado dentro de la averiguación previa PGR/UEDO/111/2003, pero también aparece en la averiguación PGR/ SIEDO/UEIDCS/2009.

Según registros, ese hombre detenido el 17 de abril del 2008 en Reynosa, era considerado por la DEA como un "miembro de alto rango del Cártel del Golfo" y presunto operador de Tomás Yarrington y de Antonio Peña Argüelles, este último, principal colaborador de la DEA contra Yarrington, y que presuntamente también fue operador de Luebbert.

Testimonios ante la DEA y PGR, señalan que Muñiz Salinas se encargaba de recolectar dinero de los cárteles de la droga para algunos alcaldes del PRI y para la campaña política de Tomás Yarrington, quien en ese entonces buscaba ser el candidato a la Presidencia de la República.

Los señalamientos están asentados en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 y la investigación Case 5:12-mj-00120- NSN en una Corte de Texas, con declaraciones de Juan Carlos González Sánchez, sobrino de Eduardo Costilla y "Óscar" un exagente de la Policía Ministerial de Tamaulipas.

En el gobierno de Yarrington, Luebbert fue secretario de Desarrollo Social y logró que éste lo hiciera candidato al Senado, accediendo al escaño en el año 2000.

En días pasados, Óscar Luebbert dio a conocer que aspira a la presidencia del PRI estatal, partido que perdió la gubernatura, mayoría en el Congreso y en las alcaldías en junio de 2016 y el estado se pintó de azul para dar al paso a la alternancia encabezada por Francisco García Cabeza de Vaca.

El priista mantiene un franco activismo en redes sociales y reuniones con militantes del tricolor en todo el estado, a quienes ha pedido su respaldo para la elección interna que se realizará el mes de agosto.

Incluso, en su cuenta de Twitter, cuestionó el nombramiento del delegado de la SCT en Tamaulipas, William David Knight Bonifacio, suegro del senador panista Roberto Gil Zuarth.


JERR