Piden eurodiputados en el Senado hechos palpables de caso Iguala

Integrantes del Parlamento de la Unión Europea participaron en la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea en la Cámara de Senadores.
El caso Iguala debe agotarse hasta que concluya la averiguación previa sobre todos y cada uno de los responsables de la desaparición de normalistas, consideró el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.
Archivo (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Integrantes del Parlamento de la Unión Europea advirtieron que si el gobierno de México no ofrece “hechos palpables” sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, las instituciones perderán poder ante una sociedad que está “harta de leyes y palabras”.

Al participar en la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea que se realiza en el Senado, la eurodiputada Teresa Jiménez  Becerril dijo que la falta de resultados fatiga la dignidad de las personas.

Recordó que los padres de los normalistas desaparecidos, así como otras instancias internacionales y autoridades mexicanas acudieron al Parlamento europeo. “En estos momentos se encuentran en la mente y en el corazón, están presentes los padres de los muchachos desaparecidos en Iguala”.

“Tenemos que actuar y hacer, como nos exigen nuestros ciudadanos, que están hartos de leyes y de palabras y nos piden hechos palpables. Si no trabajamos conjuntamente, con rapidez, en ambas regiones, en México y en Europa, veremos cómo nuestras instituciones van perdiendo poder y los populismos a izquierda y a derecha van a ocupar el lugar que nosotros les cedemos”, dijo.

En ese marco, Francisco Arroyo Vieyra, vicepresidente de la Cámara de Diputados, reclamó que Estados Unidos, como socio estratégico de nuestro país , no hace suficiente por combatir al narcotráfico común ni por inhibir el consumo de drogas en su territorio.

“Como somos un país lacerado por el flagelo del narcotráfico, cuando tenemos al Norte un país consumidor que desgraciadamente no nos ayudado a inhibir que las armas lleguen a México, que caigan en manos de la delincuencia organizada.

“Cuando un país nos compra drogas y nos vende armas, mal negocio. Pero,  lo que si debe de quedar claro, es que el Estado mexicano está comprometido con el Estado de derecho y que sus legisladores saben y entienden del conflicto”, dijo.