Ssa hará estudio sobre el impacto de la contaminación

El titular de la dependencia, José Narro Robles, dijo que se analizará a través de un monitoreo los efectos que ha tenido la contaminación en el asma y otras enfermedades respiratorias.
José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud.
José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

El secretario de Salud, José Narro Robles, aseguró que en lo técnico ha apoyado a Comisión Ambiental de la Megalópolis para la toma de decisiones, como reducir la circulación de los vehículos, y anunció que en breve iniciará un análisis sobre el impacto de la contaminación en enfermedades y de las medidas tomadas para contrarrestar dichas complicaciones.

Narro Robles precisó que la dependencia federal analizará mediante monitoreo, el impacto que ha tenido la contaminación en el asma, en enfermedades respiratorias agudas y en otros padecimientos crónicos, así como las medidas tomadas, entre estas, reducir la circulación vehicular.

“Lo digo con toda contundencia y con toda responsabilidad, por supuesto que la Secretaría de Salud ha estado apoyando en lo técnico las decisiones que tiene que tomar la Comisión Ambiental de la Megalópolis”, comentó.

Aseguró que se deben de tomar medidas permanentes dirigidas a reducir la circulación de los vehículos en el Valle de México y diversas partes del país, de manera independiente, a si se levanta o no la contingencia ambiental.

“Reducir la circulación es importante. Por primera vez se está, también, limitando la movilidad de camiones, camionetas, con placas del servicio público, pensando en la salud de todos. Y pasa en capitales de países, en los años 50, del siglo pasado, que tuvieron crisis ambientales terribles que han causado muertes, como sucedió en Londres.

“Hemos tenido crisis ambientales en Colombia, en ciudades de Estados Unidos, por ejemplo en Los Ángeles, y en muchos otros sitios. Las condiciones geográficas, climatológicas, del momento, con el conjunto de la circulación vehicular y de la polución de la industria, exige actuar con toda responsabilidad porque está de por medio la salud de todos”, puntualizó.

Por ello, Narro Robles dijo que se debe de garantizar la salud colectiva, por lo que seguirán trabajando, de manera coordinada, con el Gobierno de la Ciudad de México y la Comisión Ambiental de la Megalópolis para implementar acciones de prevención de daños a la salud que pueden ir desde males menores, como irritación, alergias, hasta males severos que implican “tomar medidas duras, difíciles, que cuestan trabajo, que tienen que beneficiar a todos, a niños, adultos mayores, enfermos crónicos”.

Contaminación, riesgo de muerte para diabéticos

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, Jorge Salas Hernández, explicó que la contaminación que se respira en la zona metropolitana y el Valle de México pueden complicar, incluso, provocar la muerte de diabéticos descontrolados.

“Se ha asociado el riesgo de mortalidad en pacientes diabéticos, porque los pacientes diabéticos tienen altas probabilidades de tener enfermedades cardiovasculares.

“Los niveles de ozono, que es el contaminante que mejor se ha estudiado en este sentido, de acuerdo con reportes publicados en Estados Unidos, aumenta ese riego de sufrir complicaciones  cardiovasculares. No es que les pase algo especial a sus niveles de glucosa, sino que la diabetes, por sí misma, impacta al sistema cardiovascular y, cuando se exponen a contaminantes, todas las complicaciones se elevan, por eso, la preocupación con este sector”, detalló en entrevista con MILENIO.

Para el especialista la contingencia ambiental que ha vivido en las últimas semanas en el Valle de México resulta inusual con respecto al monitoreo de pasadas mediciones sobre la mala calidad del aire.

“Una persona expuesta al ozono respira un irritante potente, un radical libre que produce mucha inflamación, causando cuadros de alergias severos. Las partículas de un diámetro, menor de cinco micras o ultrafino menor de 2.5 micras, también suelen contener metales, productos biológicos, bacterias por fecalismo. Son elementos que interaccionan con la mucosa de nuestro tracto respiratorio y, de acuerdo a la naturaleza, van a producir inflamación, ahora se sabe que a veces crónicas que pueden derivar en tumores malignos como reconoció la OMS del tracto respiratorio, especialmente cáncer de pulmón”, explicó.

La Organización Mundial de la Salud ha considerado a la contaminación como la causante anual de 12 millones de muertes y hay estudios que reportan un vínculo con el cáncer.

Entre la gente sana, la afección puede reflejarse en alergias, ojos e irritación en las vías respiratorias, causando mayor moco, tos, flema, pero en la gente con asma o enfermedades respiratorias crónicas disminuyendo los mecanismos de defensa del aparato respiratorio causando severas crisis que pueden poner en riesgo su salud.

“Si se exponen por tiempos prolongados a la contaminación, la enfermedad crónica de base se puede empeorar durante esos días o subsecuentes”, precisó Salas Hernández.