Presentan estrategia nacional para prevenir el sobrepeso

Ante el pleno de la Asamblea General de la ONU, la Secretaria de Salud, Mercedes Juan, dijo que el programa tiene como base la salud pública, la atención médica y la política regulatoria y fiscal.
Mercedes Juan resaltó en Ginebra el riesgo que implica la obesidad.
Mercedes Juan, secretaria de Salud. (Notimex)

Ciudad de México

Ante el pleno de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Secretaria de Salud, Mercedes Juan, presentó la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, que se apoya en tres pilares: salud pública, atención médica y política regulatoria y fiscal, desde la perspectiva de los determinantes sociales.

Durante la Reunión de Alto Nivel sobre la Prevención y Control de las Enfermedades no Transmisibles que se desarrolla los días 10 y 11 de junio, en la sede de las Naciones Unidas, detalló las estrategias realizadas por el gobierno mexicano para atender estos problemas de salud.

Para el control del tabaquismo, México ha avanzado en que los lugares públicos como restaurantes estén 100 % libres de humo.

Mercedes Juan señaló que se ha promovido la instalación de alcoholímetros, cuyo impacto a cinco años de operación es de una disminución del 20% en las lesiones y muertes por accidentes viales asociados con consumo de alcohol.

Indicó que con el fin de prevenir el cáncer cérvico uterino, México ha incorporado al esquema de vacunación universal la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano, que se aplica a todas las niñas de 11 años de edad, desde hace tres años.

En leucemia linfoblástica aguda, que es el principal cáncer en niños, con la cobertura universal de esta enfermedad, de mil 533 casos tratados, se tiene una sobrevida de 84 por ciento.

El Gobierno de la República ha asumido con acciones concretas la responsabilidad para responder al reto que plantean las Enfermedades no Transmisibles, ya que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, alrededor del 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de menores tienen sobrepeso u obesidad, y la diabetes mellitus afecta al 9.2 por ciento de la población en general.

La Estrategia Nacional promueve la construcción de una política pública que genere cambios profundos en los estilos de vida, hábitos de consumo alimenticio saludables y el desarrollo de la actividad física de la población.

En materia de atención médica, se puso en marcha un Centro de Atención Integral al paciente diabético, a través de intervenciones multidisciplinarias y en un modelo que se replica a nivel nacional.

En lo que respecta a la Regulación Sanitaria y Política Fiscal en alimentos y bebidas, se estableció un etiquetado frontal obligatorio, que expresa el contenido calórico total del producto y lo que representa su consumo respecto de una dieta diaria de 2000 calorías.

Se creó un sello nutrimental, que será otorgado a productos que cumplan con los estándares nutricionales fijados por la Secretaría de Salud, y se prohíbe publicitar chocolates, confitería, refrescos y botanas en horarios de audiencia infantil.

Adicionalmente, en enero de 2014 entró en vigor un impuesto especial que grava las bebidas azucaradas, además de otro impuesto especial a los alimentos de alta densidad calórica con una tasa de 8% por cada 100 gramos.

La funcionaria dijo que en el ámbito regional, se estableció un Grupo Técnico de Trabajo con Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica y a nivel Bilateral se desarrollaron acciones de cooperación con Francia.