Se manifiesta Estado en contra de los casinos

El gobierno estatal indicó que no están a favor de las centros de apuestas, aunque aclaró que el tema de los permisos son facultad de la federación y los municipios.
El casino Premier, echará la suerte por la avenida Lincoln.
El casino Premier, echará la suerte por la avenida Lincoln. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

Luego de que MILENIO Monterrey diera a conocer la próxima apertura de dos casinos en el municipio de Monterrey, el Gobierno del Estado se mostró en contra de la operación de las casas de apuestas.

Posterior a la reunión en Palacio con el Gabinete, Manuel González, secretario general de Gobierno, señaló que no están en favor del juego.

Destacó que es facultad del Gobierno Federal y de los municipios el tema de los Casinos, por lo cual reiteró su rechazo total a las Casas de Apuestas.

"Nosotros estamos en contra de los Casinos, todos los Casinos. Nosotros no estamos en favor del juego y nos oponemos a todos los casinos que se abran, ahorita son facultades del Gobierno Federal y de los municipios, pero nosotros como Gobierno del Estado nos oponemos a eso", dijo.

Este lunes se dio a conocer que dos nuevos casinos entran a la jugada en Monterrey: el Broadway, cuya ruleta girará sobre la avenida Revolución; y el Premier, que echa la suerte por Lincoln.

Las dos casas de apuestas entran al juego con la permisionaria El Palacio de los Números, SA de CV, que opera 30 negocios del giro con sala de sorteo de números en el país.

Los dos establecimientos arrancan la apuesta con el permiso número DGAJS/SCEVF/P-01/2006 expedido por la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, con una vigencia de 25 años, y serán manejados con la razón social Operadora Lami, SA de CV.

Con documentación en mano, Rafael Ramos Velasco, apoderado legal de la permisionaria, concedió una entrevista a MILENIO Monterrey –tras la supuesta apertura en octubre de 10 casinos– para disipar dudas de la operación legal de ambos negocios, que cuentan con las licencias de las autoridades federal y municipal.