Mi esposo, “una piedra en el zapato para el gobierno”

El asesinato de Enrique Hernández, candidato de Morena a la presidencia municipal de Yurécuaro, no amenaza las elecciones, según el presidente del instituto electoral estatal, Ramón Hernández.
Existen cuatro averiguaciones contra el desaparecido aspirante por el asesinato de un alcalde panista.
Existen cuatro averiguaciones contra el desaparecido aspirante por el asesinato de un alcalde panista. (Quadratín)

Morelia y México

Consternados por el asesinato del candidato de Morena a la presidencia municipal de Yurécuaro, Enrique Hernández, habitantes acompañaron a los familiares durante el funeral de quien consideran el “iniciador de la libertad”.

La viuda, Guadalupe Hernández, expresó que su participación en la creación de grupos de autodefensa pudo ser el detonante del crimen, pues su marido era “una piedrita en el zapato para el gobierno”.

Aseguró que la población siente mucho miedo, por lo que esperan que todos se unan, sin importar los colores partidistas, para lograr el desarrollo del municipio, pues los grupos políticos y el pueblo están divididos.

Benjamín Becerra, presidente de Morena en Yurécuaro, refirió que el candidato no había solicitado seguridad adicional, pero que el gobierno debió prever el hecho por las condiciones de inseguridad de la zona.

Descartó que las campañas se detengan, aunque están a la espera de una reunión y la determinación del Instituto Electoral de Michoacán para saber qué harán con la candidatura.

Rechazó que algún partido esté detrás del ataque, como lo refirió el instituto a nivel estatal, y agregó que falta el veredicto de las autoridades.

CUATRO DENUNCIAS

Cuatro averiguaciones previas pesaban sobre el ex líder de los grupos de autodefensa y candidato de Morena, reveló el procurador de Justicia de Michoacán, José Martín Godoy.

Entrevistado en el programa Atando Cabos, el funcionario afirmó que el desaparecido aspirante, que estaba procesado bajo fianza, fue quien entregó las armas a los homicidas materiales del ex edil de Tanhuato Gustavo Garibay, quien fue asesinado a inicios de 2014.

En tanto, el presidente del Instituto Electoral de Michoacán, Ramón Hernández, subrayó que no hay una situación de violencia generalizada en la entidad que amenace al desarrollo de campañas políticas y la jornada electoral.

No obstante, llamó a no minimizar el atentado contra Hernández y solicitó a la Mesa de Seguridad replantear la estrategia en esa zona y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Para el funcionario, los sucesos de Yurécuaro son un tema al que las autoridades estatales deben poner especial atención.

REACCIONES

Andrés Manuel López Obrador, presidente del consejo nacional de Morena, lamentó el asesinato de Enrique Hernández y dio el pésame a familiares y amigos.

“Me duele mucho que hayan asesinado a Enrique Hernández, candidato de Morena en Yurécuaro, Michoacán”, publicó en su cuenta de Facebook.

Durante su visita a Nuevo León, López Obrador aseguró que el asesinato de su candidato es consecuencia de la inseguridad que se padece no solo en Michoacán y Guerrero, sino en todo el país.

En tanto, la diputada de ese partido María Luisa Alcalde señaló: “Michoacán es una claro ejemplo de la violencia que se está viviendo y que no ha cesado, no ha parado; son varios los candidatos de Morena que han sido agredidos”.

La legisladora exigió investigar y encontrar a los responsables, “porque falta ver quién está detrás de estos hechos, si se trata de grupos delincuenciales o de los mismos adversarios que muchas veces están dispuestos a todo”.

Por su parte, el secretario general del PAN, José Isabel Trejo, indicó que los asesinatos de los candidatos de Morena y del PRI “son un mensaje amenazante de la criminalidad al Estado mexicano”.

Alertó que los hechos violentos pueden inhibir la participación de la ciudadanía durante la jornada electoral, por lo que opinó que es una obligación de las autoridades investigar y encontrar a los responsables de los homicidios.

Consideró que sería un hecho injusto emitir algún comentario sobre el móvil de los asesinatos tanto para las personas fallecidas y los familiares, como para los partidos políticos.

El también diputado federal del PAN expresó que estos hechos son “lo peor” que puede ocurrir en un proceso electoral, lo que obliga a todos los sectores y al gobierno federal a estar alerta.

DESCARTAN REFORZAR SEGURIDAD

Los candidatos a la gubernatura de Michoacán Luisa María Calderón y Silvano Aureoles descartaron incrementar su seguridad tras el asesinato del abanderado de Morena a la presidencia municipal de Yurécuaro, Enrique Hernández. Por separado, los candidatos del PAN y del PRD, PT y Nueva Alianza, respectivamente, coincidieron en que se mantendrán como hasta ahora en sus recorridos proselitistas.

Aureoles afirmó que es obligación de la autoridad garantizar que haya seguridad para que los candidatos puedan realizar sus campañas y que se debe actuar de inmediato en toda la franja limítrofe con Jalisco para evitar cualquier otra situación. Consideró que los integrantes de los grupos delictivos esperan la mejor oportunidad para actuar, por ello las autoridades deben actuar con rigor y de manera coordinada con la Federación.

Calderón mencionó que se debe actuar rápido y bien en el esclarecimiento del hecho para evitar que se convierta en un signo del proceso electoral, además de que es necesario que la mesa de coordinación tome decisiones y acciones que eviten cualquier otro hecho de sangre. Tras el asesinato de Hernández, el gobierno estatal llamó a los partidos a estrechar vínculos de colaboración con las autoridades.