“Nos espera una época extraordinaria”

Para aprovechar mejor los beneficios de la apertura energética, Egidio Torre Cantú ya presentó una agenda local que incluye temas como capital humano, inversión, ordenamiento territorial, además ...
El Ejecutivo estatal dice que desde hace cuatro meses se está trabajando en el tema de la inseguridad en la entidad.
El Ejecutivo estatal dice que desde hace cuatro meses se está trabajando en el tema de la inseguridad en la entidad. (Javier Ríos)

México

El gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, lo dice en pocas palabras: “Nos espera una extraordinaria época, un gran futuro”, al referirse a las expectativas generadas por la aprobación de la reforma energética.

Para fortalecer su estructura y aprovechar con mayor ventaja los beneficios de la apertura energética, el gobernador ya presentó la Agenda Energética de Tamaulipas, que incluye temas como capital humano, ciencia y tecnología, promoción de la inversión, cohesión social, ordenamiento territorial y sustentabilidad, infraestructura estratégica, diagnóstico energético del estado, contexto normativo y una Agencia Estatal de Energía.

La agenda energética es una necesidad frente a la reforma…

La verdad sí. Estamos muy satisfechos y era muy importante para nosotros presentar a la ciudadanía tamaulipeca, y a todo el mundo, nuestra visión sobre lo que hemos llamado la Agenda Energética de Tamaulipas, nuestra visión de esta estrategia, de lo que nos toca hacer para realmente aprovechar esta extraordinaria oportunidad que nos brinda la reforma energética.

Ahora se requiere una infraestructura y una planeación previa a la entrada en vigor de esta reforma, que va a ser una inversión muy importante...

Creo que así es, pero es inherente a la misma. Número uno, tenemos los recursos naturales, infraestructura, la vocación de energéticos en nuestro estado y bueno, tenemos lo mejor, los tamaulipecos. Ahora lo que le sigue es tener una visión, un programa para poder orientar y reorientar los recursos, para poder generar, por un lado, la estructura requerida y, por otro, ir formando las capacidades que te permitan aprovechar al máximo.

¿Tiene Tamaulipas la infraestructura necesaria?

Tenemos una buena infraestructura, pero tenemos que fortalecerla en las diferentes vertientes. El desarrollo será acelerado. Una de las grandes diferencias es que, como lo he dicho en otras ocasiones, antes todo lo hacían Pemex y la Comisión Federal de Electricidad; lo hacían solos y si no, no lo hacía nadie. Ahora tenemos la posibilidad de que participen otras empresas para que el desarrollo sea más rápido y podamos aprovechar las capacidades de las diferentes regiones.

Muchos estarán trabajando por las inversiones millonarias, ¿cuál es la visión? ¿Se ven como el Houston mexicano, como Arabia Saudita? ¿Cómo se ve a futuro?

Nosotros nos vemos como Tamaulipas, como un gran pueblo de desarrollo energético; creo que la reforma da para muchos y es importante hacer alianzas regionales con nuestros vecinos de Veracruz, Nuevo León —San Luis no tanto, porque no tiene muchos recursos energéticos—, Coahuila, y algo tiene Chihuahua y también Texas. Todos tenemos algo que ofrecer, algo que compartir y mucho que aprender.

¿Cómo se  convence a los corporativos, a los grandes corporativos de instalarse en Tamaulipas?

Número uno, las capacidades que tenemos. Los recursos energéticos aquí están; dos, estamos trabajando todos los días para generar mejores condiciones en Tamaulipas para la inversión. El año pasado tuvimos una inversión récord extranjera: más de 723 millones de dólares, y eso antes de la reforma energética. Tenemos la generación de los diferentes productos de maquila en la zona de Reynosa y Matamoros, la misma petroquímica en Altamira que produce 80 por ciento de las resinas derivadas del petróleo. Realmente tenemos una vocación, un gran pasado en Tamaulipas y tenemos un extraordinario futuro.

Tendrán que haber proyectado ya el impacto económico que esto traerá para el estado, la población, en 5 o 10 años…

Estamos hablando básicamente de la generación de empleos, de más de 225 mil, que es lo más importante; de la generación de condiciones para que a los empresarios les vaya bien y para que los tamaulipecos tengan empleos de mayor calidad.

Pero no todo será color de rosa, porque entrarán de la mano nuevos conflictos por litigios de tenencia de tierra, problemas de derrames…

Sin duda, pero parte de nuestra propuesta, precisamente, incluye ese par de ejes, no nada más el ordenamiento territorial, sino también la sustentabilidad ambiental, porque no todo es color de rosa… con la generación de inversiones, la explotación de algunos hidrocarburos se generan situaciones que de alguna manera tenemos que resolver. Siempre hay algo que mejorar, enriquecer y por eso el tema que sigue es la participación de los ciudadanos, de los especialistas, de los académicos, de los inversionistas para fortalecer este programa de trabajo.  

¿Cuál es el papel de los gobernadores que están directamente involucrados en este tema de la reforma?

Debe ser un facilitador de las condiciones para que las cosas se den. Tenemos un presidente muy visionario, realmente es una extraordinaria oportunidad y ahora nos toca edificar sobre los cimientos, y el papel de los gobernadores será generar las alianzas entre empresarios, las condiciones para preparar a nuestros niños y jóvenes; las condiciones para que el ordenamiento territorial de nuestro estado sea ordenado y acorde a los nuevos requerimientos de los tiempos para que tengamos el cuidado con nuestro capital natural, para que nuestras comunidades sean beneficiarias. Tenemos, de arranque, una gran visión de la contraprestación, es decir, que ahora no se llega a expropiar las tierras de las comunidades, sino que se les da la oportunidad de que se beneficien, de que tengan alianzas con quienes vayan a trabajar en sus tierras y eso, sin duda alguna, es un gran beneficio para ellos.     

El tema de la migración de otros empresarios, de técnicos y sus familias probablemente generará la duda sobre el tema de seguridad, ¿qué garantías hay?

Sin duda el tema de seguridad estará presente, pero venimos trabajando de una manera contundente con el gobierno de la República a partir del 13 de mayo. Cumplimos cuatro meses de la entrada en vigor de la nueva estrategia de seguridad.