Especialistas analizan el impacto de iniciativas en materia laboral

La Asociación Nacional de Abogados de Empresas realizó un dialogo con diversas empresas de recursos humanos sobre el tema en cuestión.
Miguel Ángel Chico, de la Comisión del Trabajo y Previsión Social.
Miguel Ángel Chico, de la Comisión del Trabajo y Previsión Social. (Raúl Palacios)

San Pedro Garza García

Para analizar el impacto que tendrán las iniciativas en materia laboral, presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto, en la gestión de capital humano, Eriac Capital Humano y la Asociación Nacional de Abogados de Empresas (Anade) realizaron ayer un diálogo con diversas empresas de recursos humanos.

Durante la conferencia, a la que asistieron los senadores Miguel Ángel Chico, presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, y Tereso Medina, los cuales participaron en la formulación de estas normativas, se explicó que estas iniciativas forman parte de la reforma laboral propuesta por el presidente en el 2012 y abordan algunos temas que habían quedado pendientes.

Los temas tratados en la reforma a la Ley Federal de Trabajo, realizada en el 2012, fueron más bien enfocados en materia de igualdad sustantiva, trabajo decente, discriminación por embarazo, licencia de paternidad, hostigamiento y acoso sexual, y nuevas modalidades de contratación.

Miguel Ángel Chico señaló que la justicia laboral presenta problemas en su funcionamiento porque sus instituciones y procesos fueron creados en una condición histórica que contrasta con la actual, lo que ha aumentado el número de conflictos laborales.

"De 1995 a 2015, 18 millones de mexicanos se incorporaron a la población económicamente activa, periodo en el que los conflictos individuales aumentaron 132 por ciento, pasando de 125 mil 510 en diciembre de 1994 a 291 mil 548 en el mismo mes del 2015", dijo.

Por otro lado, Tereso Medina explicó que las principales modificaciones que habrá con esta iniciativa son: sustituir las juntas de conciliación y arbitraje por tribunales laborales, es decir que la resolución de conflictos entre trabajadores y patrones esté a cargo de los tribunales laborales del PJF o de las entidades federativas, e instituir los centros de conciliación en las entidades federativas.

Apuntó que aunque en Nuevo León existe ya un antecedente importante en la formación de centros de esta naturaleza de carácter procesal civil.

"La tarea ahora será su implementación desde el punto de vista laboral, y se debe considerar indudablemente la experiencia exitosa que ha tenido la entidad en materia de conciliación", dijo.