Tras escándalo de casas de enlace, hay cambios

En la fracción priista se concretó la salida del coordinador Miguel Castro. Por su parte, el PAN removió a Martínez Mora de Administración.

Guadalajara

Las dos fracciones parlamentarias con un mayor número de diputados locales hicieron ayer modificaciones que dejan fuera de espacios de decisión administrativa a legisladores que se han opuesto a más contrataciones, al pago de casas de enlace o que han frenado compras a sobreprecio.

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se concretó la salida de la coordinación de Miguel Castro Reynoso, quien también deja la representación de ese partido ante la Comisión de Administración y la coordinación del Comité de Adquisiciones. Por su parte, el Partido Acción Nacional (PAN), decidió remover a Guillermo Martínez Mora de la Comisión de Administración.

Ayer por la mañana, el dirigente del PRI en el estado, Hugo Contreras Zepeda, encabezó una conferencia de prensa en la que dio a conocer que se aceptó la salida de Miguel Castro de la coordinación, para que pueda asumir a plenitud las tareas como presidente del partido en Guadalajara.

El lugar de Miguel Castro como coordinador lo asumió Rafael González Pimienta, quien ayer ya participó en su primera reunión de la Junta de Coordinación Política. Por su parte, el ex alcalde de Tlaquepaque será presidente de la Comisión de Hacienda.

En lo que se refiere a los otros espacios que deja Castro Reynoso, se confirmó que Jaime Prieto Pérez irá a la Comisión de Administración, mientras que Hugo Gaeta Esparza será el nuevo coordinador del Comité de Adquisiciones.

Miguel Castro ya había anunciado que dejaría la coordinación de la bancada del PRI, pero su salida se aceleró luego de que presentó una propuesta para desaparecer la partida conocida coloquialmente como casas de enlace, que representan un sobresueldo de cerca de 93 mil pesos mensuales para cada diputado.

Por su parte, el coordinador del PAN, Gildardo Guerrero Torres, informó el miércoles por la noche a Guillermo Martínez Mora que sería removido de la Comisión de Administración. En su lugar, fue nombrada la diputada Norma Angélica Cordero.

Al someterse a votación a modificación en el Pleno, junto con otros ajustes en comisiones, Martínez Mora afirmó que se trataba de un cambio arbitrario por parte de su bancada. En entrevista, Gildardo Guerrero aseguró que lo remueven porque no comunicaba los acuerdos que se tomaban en la comisión legislativa.

Como vocal de la comisión, Martínez Mora denunció la presencia de “aviadores”, sueldos excesivos y contratos irregulares, además de evitar la contratación de personal adicional para los órganos técnicos. Sin embargo, también su voto impidió que se eliminara la partida de casas de enlace.