Uniones gay no equivalen al matrimonio, responde Iglesia a Peña

Luego de que el Presidente anunció una iniciativa para reconocer el matrimonio homosexual, el Episcopado reiteró que solo la unión entre un varón y una mujer cumple una función social plena.

Ciudad de México

La Conferencia del Episcopado Mexicano expresó que las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo no cumplen una "función social plena" y no pueden compararse con un matrimonio heterosexual porque este último puede tener hijos.

"Reconocemos la gran variedad de situaciones familiares que pueden brindar cierta estabilidad, pero las uniones de hecho o entre personas del mismo sexo, por ejemplo, no pueden equipararse sin más al matrimonio", dijo la CEM.

Ello se debe en parte a que "ninguna unión precaria o cerrada a la comunicación de la vida nos asegura el futuro de la sociedad".

El presidente Enrique Peña Nieto firmó una iniciativa para que el matrimonio homosexual sea reconocido en la Carta Magna, la cual deberá ser aprobada por el Legislativo federal y la mayoría de los Congresos de los estados del país.

Para el Episcopado, resulta problemático que una sociedad "no advierta con claridad que solo la unión exclusiva e indisoluble entre un varón y una mujer cumple una función social plena" por ser capaz de dar un "compromiso estable" y "hacer posible la fecundidad".

Citando la exhortación apostólica "La alegría del Amor", del papa Francisco, la Iglesia recordó: "No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia".

En el escrito, los obispos dijeron "valorar todas las propuestas y acciones que promuevan el reconocimiento y protección de los derechos humanos" y consideraron prioritario "evitar toda discriminación".

Ello en un marco de "dignidad", en el que "toda persona humana", y más allá de su orientación sexual, sea tratada "con compasión y delicadeza".

Aun con ello, recordó que "es importante reafirmar (...) la enseñanza sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer".

El Episcopado pidió una evaluación "a fondo" de las iniciativas anunciadas el martes, que incluyen una reforma del Código Civil Federal para apoyar los matrimonios entre personas del mismo sexo y evitar lenguajes discriminatorios".

"Por lo que se refiere a las familias, se debe tratar de asegurar un respetuoso acompañamiento, con el fin de que aquellos que manifiestan una orientación sexual distinta puedan contar con la ayuda necesaria para comprender y realizar plenamente la voluntad de Dios en su vida", agregó el escrito.

En el Día Internacional de la Lucha contra la Homofobia, el presidente Peña Nieto explicó que las iniciativas buscan consolidar constitucionalmente el matrimonio igualitario, apoyando así un criterio emitido el año pasado por la Suprema Corte de Justicia.

La Corte consideró inconstitucionales las leyes estatales que prohíben el matrimonio homosexual, en una tesis de aplicación obligatoria, aunque las parejas a menudo deben recurrir al amparo para poder casarse.