Por elecciones, Episcopado ve un 2018 con desafíos

La Conferencia del Episcopado Mexicano consideró que la inseguridad y la violencia también son retos que hay que superar el próximo año.
El cardenal Francisco Robles Ortega (centro), presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.
El Episcopado consideró que el 2018 será un año lleno de desafíos. (Eugenia Jiménez)

Ciudad de México

La Conferencia del Episcopado Mexicano afirmó que 2018 será un año de desafíos por las elecciones, la inseguridad, la violencia, los enfrentamientos y la reconstrucción; sin embargo, exhortó a los mexicanos a tener esperanza  y unir fuerzas para construir un México en paz.

TE RECOMENDAMOS: Humanidad desperdició e hirió al 2017: papa Francisco

En su mensaje de fin de año, el Episcopado llamó a los mexicanos a iniciar el Año Nuevo “con vigor y entusiasmo, con el rostro y el corazón alzados, vayamos para adelante, llenos de luz y alegría”.

“Como Iglesia nos alienta nuestra fe, por lo que mantenemos el optimismo y sobre todo la confianza en Dios de que siempre, uniendo nuestras fuerzas y voluntades, podremos construir un México mejor, fraterno, solidario y en paz”, afirmó.

Por separado, el arzobispo Rogelio Cabrera de Monterrey invitó a reflexionar sobre la situación de los migrante y refugiados.

Dijo que en estos últimos años “hemos sido testigos de que nuestra sociedad se ha convertido en destino para muchas hermanas y hermanos, solos o en familia, que vienen de fuera y dentro de nuestro país deseando encontrar mejores oportunidades de desarrollo”.

Dijo que en la mayoría de los migrantes encontramos un corazón que ha nutrido la historia de nuestra sociedad.

TE RECOMENDAMOS: En 2018, el Frente cambiará el rostro del país: PAN

Por ello, llamó a construir “una sociedad de paz, con la gracia del Espíritu Santo. Todos estamos llamados a colaborar en esta construcción: sociedad, gobernanza y religiones”.

Agradeció  a todas las personas que encaminan a nuestra sociedad a la paz construyendo caminos de justicia y a quienes trabajan en la atención a los migrantes.


JASR