Lucha al 'narco' ha dañado la imagen del Ejército: Fox

Resalta aumento del consumo de drogas y violaciones a derechos.
El guanajuatense destaca la negociación de Colombia con el crimen.
El guanajuatense destaca la negociación de Colombia con el crimen. (Martín Salas)

México

El ex presidente de México Vicente Fox reiteró que es necesario cambiar el paradigma de actuación para que la violencia en el país causada por el narcotráfico deje de dañar a la sociedad.

Consideró necesario que el Ejército deje los trabajos de la policía, porque "no está preparado para esas tareas y, gradualmente o a la brevedad, debe regresar a los carteles"; también apeló por que una policía "segura y confiable lleve a cabo esas acciones".

Fox sostuvo que la lucha contra el crimen organizado ha "deteriorado la imagen del propio Ejército" y no vale la pena después de 120 mil muertes violentas que han convertido al país en un "gran río de sangre como consecuencia de la guerra inútil".

Subrayó que, por el contrario, ha crecido el consumo de drogas en México, las violaciones a los derechos humanos, al debido proceso jurídico y ha deteriorado el sistema judicial.

Respecto a la propuesta de legalizar la plantación de amapola en México, el ex mandatario declaró que está totalmente de acuerdo, igual que el consumo de la mariguana.

"Un avance en este sentido que puede resolver en buena medida la violencia que se ve en Acapulco. A los empresarios no les deseo que pudieran encontrarse en la situación de nuestros colegas de Guerrero; ellos están urgidos de una solución, pensemos positivamente, encontremos cambios de partida", propuso.

Fox aseguró que la guerra contra el narcotráfico ha sido originado por el consumo de estas sustancias en Estados Unidos, por lo que declaró a su población drogadicta.

Son "los verdaderos culpables y no debemos ni siquiera aceptar esos 500 millones de dólares de propina para que estemos haciendo una tarea tan complicada, costosa y sucia", señaló.

Luego de que declarara a Carlos Marín, director editorial de Grupo MILENIO, que para combatir el crimen organizado deben realizarse narcopactos, surgieron diversas reacciones de instituciones religiosas, políticas y civiles rechazando la idea, lo que no compartió.

Repitió que deben buscarse nuevas soluciones "para no continuar por el mismo camino de desgracia y de fracaso; por eso he hablado de una negociación y diálogo con el crimen tal como se hizo en el caso de Chiapas, con el subcomandante Marcos".

Destacó que en ese caso el Estado mexicano fue convocado por el entonces presidente Carlos Salinas, además del Congreso y las iglesias", diálogo con el que se alcanzaron coincidencias para la paz.

Retomó el caso del ex presidente colombiano César Gaviria: "Él tuvo la audacia, el coraje de llamar a los criminales, a los cárteles, a los capos y les hizo públicamente una propuesta, que si se sometían a la ley colombiana no los haría extraditar a los Estados Unidos", e incluso "propuso que se respetaría su patrimonio y bienes".