“La meta es mantener al menos 9 gubernaturas”

Manuel Añorve adelanta que los candidatos tienen el plus de defender y difundir las reformas impulsadas por el presidente Peña Nieto.
Entre las expectativas priistas están ganar Oaxaca y perder Veracruz.
Entre las expectativas priistas están ganar Oaxaca y perder Veracruz. (Javier Ríos)

El secretario de Operación Política de la dirigencia nacional del PRI, Manuel Añorve, aseveró que de cara al proceso electoral del 5 junio su partido no se confiará, por lo que en las campañas sus abanderados adoptarán el plus de los resultados que han arrojado las reformas del presidente, Enrique Peña Nieto.

En entrevista con MILENIO, reiteró que su partido tiene como meta mantener al menos nueve gubernaturas, que es el número que actualmente encabeza, aunque auguró que serán unos comicios donde los resultados en algunas entidades serán muy competitivos.

De las 12 gubernaturas en juego este año, el PRI gobierna nueve, mientras que la alianza PAN-PRD preside Sinaloa, Puebla y Oaxaca, que piensan arrebatarle a la izquierda con Alejandro Murat y posiblemente perder Veracruz ante el panista Miguel Ángel Yunes.

El funcionario partidario indicó que el propio líder nacional, Manlio Fabio Beltrones, está en contacto con todos los candidatos a gobernador y supervisando los detalles de las campañas que comenzaron en abril.

"No hay confianza en el PRI, hay trabajo, hay deseos de que se cumplan los programas de acuerdo a los tiempos que están programados, y no tengo la menor duda de que el presidente priista Beltrones está muy en contacto con los candidatos para contar con una campaña que incluya a la sociedad civil, a los grupos organizados y no solo a la militancia y simpatizantes del PRI. Serán campañas intensas y con propuestas", dijo.

Añorve mencionó que los candidatos del PRI a los diferentes puestos de elección popular, en particular a gobernadores, tiene un plus para la contienda electoral que es: defender y difundir los beneficios de las reformas del presidente Enrique Peña Nieto.

Ejemplificó con la legislación de telecomunicaciones, ya que a raíz de su aprobación disminuyeron los precios de las tarifas en telefonía móvil y se eliminó el cobro por rooming y larga distancia.

"El presidente Enrique Peña impulsó las reformas que en este país durante muchos años no se habían logrado procesar y en estas campañas los candidatos del PRI tiene un plus, pues algunas de ellas ya se ven los beneficios. Cada candidato tiene que adoptar esos beneficios en su geografía política que pretende gobernar", puntualizó.

El secretario de Operación Política del CEN del PRI, agregó que su partido tiene a los mejores candidatos para contender y ganar los procesos electorales del 5 de junio, pues a ellos se les suman el trabajo de las estructuras y la inclusión con la sociedad.

Sin presión de gobernadores

Añorve rechazó que alguno de los gobernadores de su partido haya presionado a la dirigencia nacional del PRI para "poner" a su sucesor o inclinar los apoyos hacia su favorito.

Explicó que los acuerdos de unidad que encabezaron el presidente del partido y la secretaria general, Carolina Monroy, fueron la base para mantener a todos los aspirantes en un proyecto común.

"Los gobernadores priistas han sido respetuosos de la decisión del partido que los llevó a gobernar su estado, son respetuosos, no han intervenido, han sido observantes. Todos los procesos internos que lideramos se manejaron con pulcritud, y por supuesto, que se ha definido por los mejores para sumar a los todos los precandidatos y contender para ganar.

Los gobernadores nunca metieron mano, ni presionaron. Por supuesto estaban atentos a los diferentes procesos internos y respetuosos al ciento por ciento", puntualizó.