• Regístrate
Estás leyendo: La entrevista de Penn, "exhibición de egolatría payasa": Vargas Llosa
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:59 Hoy

La entrevista de Penn, "exhibición de egolatría payasa": Vargas Llosa

El Nobel de Literatura criticó la entrevista a 'El Chapo': "Ahora, además de dictadores, los 'progresistas' de Hollywood defienden también a delincuentes comunes y asesinos en serie".

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

El escritor y ensayista Mario Vargas Llosa calificó la entrevista del actor Sean Penn a Joaquín El Chapo Guzmán de "una exhibición de egolatría desenfrenada y payasa y, para colmo, desbordante de simpatía y comprensión hacia el multimillonario y despiadado criminal al que se le atribuyen cerca de 3 mil muertes".

En su artículo "Circo y periodismo", publicado en la edición dominical del diario español El País, el Nobel de Literatura cuestionó, además, la etiqueta de "progresista" que se ha dado a Penn y a otros varios activistas de Hollywood.

"Ahora, además de dictadores, los progresistas de Hollywood defienden también a delincuentes comunes y asesinos en serie, como El Chapo Guzmán, pobre hombre que, según Sean Penn, llegó al delito porque era la única manera de sobrevivir en un mundo atrofiado por la injusticia y los oligarcas", puntualizó.

Según Vargas Llosa, resulta muy cómodo para esos personajes jugar a ser progresistas, aceptando invitaciones de sátrapas ineptos, que los tratan como reyes y los adulan, halagan y regalan, y a defender regímenes opresores y brutales que hacen vivir en el miedo, la escasez y la mentira a millones de ciudadanos.

Vargas Llosa lamentó, en ese contexto, que el actor haya utilizado el periodismo para promoverse y difundir "ideas frívolas, banalidades ridículas y mentiras políticas flagrantes", al tiempo de ponerlo en entredicho por no haber preguntado al líder del cártel de Sinaloa cuántos millones de dólares ha gastado en comprar jueces, policías y políticos, o por qué decidió suscribir un acuerdo de colaboración con la "sádica y homicida" organización criminal de Los Zetas.

"Las razones por las que Sean Penn no preguntara nada incómodo a El Chapo Guzmán nosotros las sabemos de sobra: él fue a entrevistarlo con las respuestas del asesino ya fabricadas por su propia frivolidad o cinismo: presentarlo como la víctima de un sistema (un héroe, en cierta forma) económico y político que sus admirados Fidel Castro y Hugo Chávez han comenzado a liquidar. Y apuntalar con ello su bien ganada fama de progresista, además de actor famoso y millonario", remarcó el peruano-español.

Vargas Llosa negó, sin embargo, que sus cuestionamientos a Penn representen una censura a la participación de los actores de Hollywood en la actividad política.

"Todo lo contrario, estoy firmemente convencido que la participación en el debate público, en la vida cívica, es una obligación moral de la que nadie debe sentirse exonerado, sobre todo si no está contento con la sociedad y el mundo en el que vive. Y creo que esta obligación es tanto mayor cuando un ciudadano es más conocido y tiene por lo tanto mayores posibilidades de llegar a un amplio público. Pero, por ello mismo, es indispensable que esta participación esté fundada en un conocimiento serio de los asuntos sobre los que opina", señaló.

Sostuvo, en ese sentido, que el caso de Sean Penn solo se entiende por la extraordinaria frivolidad que contamina la vida política de nuestro tiempo, en el que las imágenes han reemplazado a las ideas y la publicidad determina los valores y desvalores que mueven a grandes sectores ciudadanos.

Justificó, asimismo, la indignación de muchos con la entrevista publicada en la revista Rolling Stone, cuando una de las profesiones más peligrosas en el mundo de hoy es el periodismo.

"Cada año aparecen, en los balances que hacen agencias especializadas, decenas de reporteros, entrevistadores, fotógrafos y columnistas secuestrados, torturados o asesinados por fanáticos religiosos y políticos, dictadores, bandas de criminales y traficantes, o dueños de imperios económicos que ven como una amenaza para sus intereses la existencia de una prensa independiente y libre", abundó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.