Cetegistas chocan con la policía en Chilpancingo

Tras obligar a suspender un acto de la Coparmex, los docentes prendieron fuego a una patrulla de tránsito; no hubo detenidos.
Continúan las protestas en Guerrero.
Continúan las protestas en Guerrero. (Pedro Pardo/AFP)

Guerrero

Maestros disidentes intercambiaron pedradas con policías antimotines frente al Congreso local, en Chilpancingo, luego se trasladaron al auditorio Sentimientos de la Nación para suspender una conferencia magistral convocada por la Coparmex y quemaron una patrulla de Tránsito, posteriormente, se manifestaron en la Fiscalía General del Estado.

Los disidentes irrumpieron en las inmediaciones del Congreso local, abrieron la puerta del estacionamiento por la fuerza, pero se quedaron afuera, solo un pequeño grupo se introdujo rápidamente para verificar que en el lugar no hubiera diputados.

Mientras los empleados abandonaban el edificio, unos cien policías antimotines se alinearon en la explanada principal para evitar el paso de los mentores, quienes a gritos les señalaron que estaban en el lugar para manifestarse de manera pacífica.

Durante 15 minutos los maestros y policías quedaron frente a frente, los manifestantes no intentaron meterse al Palacio Legislativo y ordenaron la retirada.

Abordaban sus camionetas cuando llegó un camión con 40 elementos de seguridad pública con equipo antimotines.

Se generó un breve intercambio de pedradas que fue controlado por los propios dirigentes de la Ceteg, quienes al retomar su camino advirtieron que regresarían con más seguidores, lo que no sucedió.

Los mentores enfilaron hacia el auditorio Sentimientos de la Nación, frente al Palacio de Gobierno.

Ahí se desarrollaba una conferencia magistral de la Coparmex.Dieron un plazo de cinco minutos para que desalojaran el lugar, indicación que los empresarios, académicos, estudiantes y trabajadores de la máxima casa de estudios acataron rápidamente.

Frente al auditorio estaba estacionada la patrulla 001 de tránsito, la cual fue atacada con palos e incendiada.

En tanto, un centenar de efectivos antimotines de la Policía Federal fue desplegado en el perímetro donde se encuentra un módulo del INE, y más de 500 ciudadanos hacían fila para realizar el trámite de su credencial de elector.

Antes, jóvenes embozados intentaron cerrar el módulo del Instituto Nacional Electoral y una turba de ciudadanos se los impidió y los corrió del lugar.