“No encabezaré una 'tribu' más en el PRD”: Marcelo Ebrard

Asegura que su Movimiento Progresista será un “contrapeso informado” del PRI.
El ex jefe de Gobierno, entre su esposa, Rosalinda, y Zambrano.
El ex jefe de Gobierno, entre su esposa, Rosalinda, y Zambrano. (Javier Ríos)

México

El ex jefe de Gobierno capitalino Marcelo Ebrard presentó ayer su Movimiento Progresista que, aseguró, será una plataforma de encuentro donde participará no solo el PRD sino los partidos que compartan esta ideología para ser un “contrapeso informado” del PRI, sobre todo frente a la discusión de reformas como la energética.

Explicó que no se trata de una corriente más al interior del PRD, pues eso “no tendría sentido” y que tampoco es un movimiento de un solo hombre, y que por ello no aspira más que a contribuir y a participar, “igual que ustedes, todos somos iguales y debemos ser así, humildes y modestos”.

Explicó que el Movimiento Progresista “es un espacio, una plataforma de encuentro donde todos vienen, todos participan, respetamos a todos y lo que estamos buscando son puntos en común”.

Además, se sumó a la propuesta del dirigente nacional, Jesús Zambrano, y los gobernadores del PRD, de que se lleve a acabo un referendo sobre la reforma energética.

“En vez de estarnos descalificando unos a otros, decir: a ver, ¿qué no todos estamos de acuerdo en que los hidrocarburos sean propiedad pública? ¿Sí? Pues entonces vamos a plantearlo así y busquemos en las Cámaras también actuar juntos.

En tanto, el presidente nacional del PRD, quien inauguró el encuentro, dijo que al interior de ese partido son más los elementos que unen a las distintas corrientes, que las discrepancias.

Dijo que los enemigos del PRD están afuera y pidió: “No vayamos a caer en los debates que vienen en el futuro inmediato en la tentación del maniqueísmo de andar buscando a los malos por un lado y a los buenos del otro. Y los malos siempre son los otros y los buenos siempre somos nosotros”.

Al hacer un balance del pasado periodo electoral, aseguró que si el PAN no se hubiera aliado con el PRD, el PRI hubiera ganado en Baja California. Además criticó de nueva cuenta la reforma delineada por el PAN en materia energética y dijo que tiene “pretensiones claramente privatizadoras”.

A su vez, durante su discurso, Ebrard dijo que los integrantes del Movimiento Progresista dialogarán con todos, pues “no somos antinada” y señaló que el objetivo es recuperar la cohesión y la capacidad de acción de todo el progresismo mexicano.

Además de Zambrano, quien es líder de Nueva Izquierda, estuvieron presentes de otras corrientes como Dolores Padierna, de IDN; Héctor Bautista, de Alternativa Democrática Nacional; Hortensia Aragón, de Foro Nuevo Sol; Armando Quintero de UNyR; Carlos Sotelo de Democracia Social y los ex integrantes del gabinete de brard como Mario Delgado y Juan José García Ochoa.

También acudieron representantes del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

[b]Claves[/b]

[b]Se fusila el nombre[/b]

- Al explicar el funcionamiento de Movimiento Progresista, Ebrard aseguró que se pretende que éste sea un punto de encuentro, ya que eso es lo que no hay, lo que no tenemos en la izquierda es un espacio adonde vayan todos, cada quien anda por su lado”.

- Recordó que en la última elección federal se llamó Movimiento Progresista a la unión de fuerzas de izquierda y que le “fue muy bien” y que por ello ahora “si nos vamos dispersos, maximizando las diferencias, vamos a una derrota segura”.