Por inseguridad, toman precauciones para comicios en Tamaulipas

Los panistas prohibieron a sus candidatos los viajes nocturnos; los priistas niegan que haya crisis por la violencia.
Osorio Chong encabezó ayer en Puerto Vallarta, Jalisco, una reunión de Seguridad Pública federal.
Osorio Chong encabezó ayer en Puerto Vallarta, Jalisco, una reunión de Seguridad Pública federal. (Notimex)

Ciudad Victoria, Tamaulipas

A poco menos de un mes de que la campaña electoral inicie en Tamaulipas, los partidos y el Instituto Nacional Electoral han decidido tomar distintas medidas para enfrentar la inseguridad en el estado y disminuir los riesgos de sus funcionarios y candidatos, desde no hacer campaña en algunos municipios o limitar movimientos, hasta, de plano, cancelar recorridos en zonas violentas.

Si bien PRD, PAN e INE sostienen que tomarán precauciones, el PRI asegura que el tema de seguridad no tiene por qué incidir en las campañas y que, hasta el momento, no ha detectado problemática alguna.

Por partes: el perredismo asegura que no realizará campaña en varios municipios fronterizos en los que no ve condiciones.

"Vamos a hacer un atlas de riesgos y en primer lugar pondremos las zonas que representan un peligro a ciento por ciento", dijo Alberto Sánchez, presidente del partido en el estado. "Hay zonas y ciudades en las que realmente no hay condiciones para hacer campaña, sobre todo en la franja fronteriza, en Mier, Guerrero y Miguel Alemán. Nosotros no iremos a esos municipios".

El PAN, por su parte, adelantó que sus campañas se limitarán de las 8 de la mañana a las cinco de la tarde; una vez que se oculte el sol se pedirá a los candidatos no continuar con sus labores. Los traslados carreteros nocturnos están prohibidos.

"No podemos dejar la más mínima sospecha para poder proteger a los candidatos", dijo Francisco Elizondo, líder de la bancada panista en el Congreso. "El llamado a todos los panistas y a los ciudadanos, a escala estatal y municipal, es que ellos mismos estén trabajando en el combate a la inseguridad y protección a los candidatos de los diferentes partidos".

Pero el PRI, que se juega mucho, apuesta a recuperar los espacios políticos perdidos en pasados años y quiere redireccionar la discusión para evitar que la inseguridad sea tema en la campaña.

"El tema central serán las reformas del presidente Enrique Peña Nieto, (también) el tema de la educación, el de la salud", asegura Zulema Flores, secretaria general del PRI en Tamaulipas, quien deja en claro, tajante: "No estamos en una situación de inseguridad".

En lo que va del sexenio, el gobierno federal ha tenido que ajustar en tres ocasiones su estrategia de seguridad en Tamaulipas, la última vez fue en febrero pasado, cuando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que no había avances en la zona norte del estado, aunque se habían logrado buenos resultados en el centro.

Las estadísticas más recientes confirman que, pese al envío de miles de tropas federales, la inseguridad ha probado ser un tema de difícil resolución y que puede posicionarse como un tema top of mind entre los electores en las campañas.

Algunos ejemplos: entre las 25 ciudades con más de 100 mil habitantes en las que hay más secuestros, se encuentran siete urbes tamaulipecas. En el país, El Mante fue número uno en secuestros en 2014, seguido por Ciudad Victoria, en segundo y en quinto lugar Tampico. Reynosa se ubicó en décimo.

Pero en lo que toca a homicidio doloso, las cifras son más alentadoras. Nuevo Laredo, que en 2012 era tercer lugar a escala nacional, descendió hasta el 55. Su tasa de homicidios pasó de 72.85 por cada 100 mil habitantes a 15.25, muy cerca de la media nacional. Las tasas de Victoria, Río Bravo y Ciudad Madero también experimentaron dramáticos descensos en el número de personas asesinadas.

En su edición del lunes, MILENIO Diario reveló que el INE tiene detectadas 595 secciones electorales con problemática de inseguridad en el estado, en el que se encuentra el municipio con mayor número de secciones de "atención especial", Río Bravo, con 316 casillas en zonas percibidas por los ciudadanos como peligrosas".

Como resultado, el Instituto Nacional Electoral admite enfrentar dificultades para integrar todas las mesas de casilla en varias secciones, aunque insiste en que las elecciones se llevarán en tiempo y forma.

"Hay condiciones para llevar a cabo el proceso electoral de 2015", sostiene Arturo de León Loredo, vocal ejecutivo del INE en Tamaulipas. "Aunque claro, el tema de la inseguridad nos preocupa de manera personal a todas las compañeras y compañeros y les hemos pedido tomar precauciones".