• Regístrate
Estás leyendo: “En la renegociación, México no tiene aliados en la Casa Blanca”
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 21:45 Hoy

“En la renegociación, México no tiene aliados en la Casa Blanca”

Herminio Blanco, ex jefe negociador, resalta un ‘boom’ de acuerdos tras el TLC; Salinas urge a modernizar el tratado, pero no por las razones que pide el presidente Trump.

Publicidad
Publicidad

Herminio Blanco, jefe negociador del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en los 90, destacó que en esta renegociación del acuerdo comercial México tiene aliados en el Congreso y en el sector público de Estados Unidos, pero no en la Casa Blanca.

Como invitado a la presentación del libro Aliados y adversarios TLCAN 1988-2017, del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, aseguró que gracias a este tratado el mundo despertó y hubo una epidemia de acuerdos de libre comercio.

“El título es muy bueno, aliados y adversarios; en esa negociación tuvimos aliados... en la renegociación que estamos teniendo, cuya quinta ronda se realizó esta semana, tenemos aliados en el Congreso, en el sector público (de EU), pero no tenemos aliados en el Poder Ejecutivo, desgraciadamente.

“El mundo antes del tratado era una cosa, se despertó, hubo una epidemia de tratados de libre comercio en el mundo, se ha creado una gran red y todo fue por el tratado que se negoció entre México, Estados Unidos y Canadá, eso es su valor”, comentó.

Blanco recordó que lo mandaron llamar de la oficina del presidente y, cuando llegó, Salinas le dijo que “estaba sorprendido por la cantidad de enemigos que tenía”, pero que lo quería nombrar líder negociador.

Detalló que conformaron un equipo de gente joven, con talento, entre ellos el actual subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Baker, uno de los líderes actuales de la renegociación del TLC.

Aclaró que el grupo de trabajo revisó sectores para estudiar qué es lo que se iba a negociar y qué podían pedir, a fin de llegar preparados ante el gobierno estadunidense, de quien se ganaron poco a poco el respeto en cada mesa.

“En aquel entonces teníamos aliados. Los tres países queríamos un libre comercio y hoy no es así. Éramos adversarios, simplemente, sobre las modalidades de cómo llegar al libre comercio, los tiempos y modalidades, hoy no es así”, resaltó.

Por su parte, el autor del libro señaló la necesidad de modernizar el TLC ante los cambios que se han dado a escala global, pero no por las razones que pide el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Hoy, con el cambio que se ha dado en la estructura económica, es tan indispensable como inevitable la modernización, nada más que no por las razones que se piden.

“Cuando se negoció el tratado no había internet, cuando se negoció el tratado no había toda esta tendencia de inteligencia artificial o el cambio dramático que ha surgido en la estructura financiera mundial”, comentó.

Salinas de Gortari resaltó que ante el desarrollo de las economías de Asia, México representa una solución y no un problema para Estados Unidos en sus objetivos de crecimiento, puesto que el país del norte necesita de la migración para mantener su desarrollo a futuro.

“Estados Unidos quiere crecer cada año 3 por ciento, nada más que tiene un problema, que su población está envejeciendo y crece a la tasa más baja desde 1776. No tiene una población joven que pueda sostener 3 por ciento, necesita migrantes jóvenes”, explicó.

El ex presidente agregó que el gobierno de Trump tiene una realidad demográfica que lo va derrotando lentamente, y ello lo lleva a planteamientos que resultan irracionales desde Washington.

Indicó que cuando se negoció el tratado Estados Unidos quería que se incluyera el sector petrolero y bancario, no obstante México se negó porque en ese momento era inviable acceder a esas peticiones.

Refirió que en los más de 23 años que han pasado desde las primeras negociaciones, las circunstancias han cambiado, ya que México entregó su sistema de pagos a fines de la década de los 90 y ahora tiene mayor inversión extranjera en bancos, además de que en los últimos años abrió su sector petrolero.

Salinas de Gortari afirmó que el TLC se volvió tan importante que hasta líderes de izquierda lo han defendido, entre ellos el “innombrable”, en franca alusión a como el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, lo llama.

La idea de concluir el TLC no tiene justificación en el desbalance comercial que cita Trump con México continuamente, cuando con China es 10 veces mayor esa situación, resaltó.

El ex mandatario dijo que el excesivo endeudamiento de ese país, que en su mayoría es financiado por China, hace posible la situación de los déficits comerciales que tiene.

En su libro asegura que matar al TLC conllevará peores consecuencias para México, no solo en el ámbito económico sino un rompimiento histórico de una relación basada en reglas.

CLAVES

MAYOR INTEGRACIÓN

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, adelantó que buscarán mayor integración en el tema energético en la siguiente ronda de renegociación del TLCAN.

Afirmó que se incluirá en algún capítulo todo lo relacionado a los hallazgos y potencialidades en materia de gas y petróleo, “es parte de la integración que se busca”.

El funcionario federal también adelantó que sostendrá una ronda de negociación el próximo 18 de diciembre para actualizar el acuerdo comercial con Europa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.