A empujones, seguro de desempleo y la pensión

La divergencia fue la fórmula de financiamiento con dos terceras partes de aportaciones patronales a vivienda de los trabajadores.
Diputados priistas lograron recuperar la tribuna.
Diputados priistas lograron recuperar la tribuna. (Cuartoscuro)

México

Entre empujones y manotazos, así como una fallida toma de tribuna, la Cámara de Diputados aprobó con 287 votos a favor, 177 en contra y tres abstenciones el proyecto de reformas en materia de seguro de desempleo y pensión universal para adultos mayores.

Después de nueve horas de discusión y tras desechar las reservas presentadas por 96 oradores, el pleno avaló en su totalidad el dictamen de las comisiones de Hacienda y de Seguridad Social, e instruyó a turnarlo de manera inmediata al Senado para su análisis y eventual ratificación.

A favor del proyecto votaron las fracciones de PRI, PVEM, Nueva Alianza y una mayoría del PRD, mientras en contra lo hicieron el PAN, Movimiento Ciudadano, PT y los legisladores perredistas identificados con los grupos de René Bejarano y Marcelo Ebrard.

Entre los aspectos centrales del dictamen destaca la creación del seguro de desempleo para garantizar el pago de al menos un salario mínimo a los trabajadores desempleados durante un periodo no mayor a seis meses.

Serán candidatos a ese beneficio los trabajadores que acumulen 45 días naturales consecutivos o más en situación de desempleo, y que hayan cotizado por lo menos 24 meses al IMSS durante los tres años previos.

Los trabajadores podrán recurrir solamente una vez cada cinco años al seguro de desempleo, cuya entrada en vigor se prevé para el primer día de enero de 2015.

El principal punto de divergencia entre los diputados federales fue la fórmula de financiamiento al seguro de desempleo con dos terceras partes de las aportaciones patronales al ahorro de vivienda de los trabajadores.

Los empleadores depositan hoy a ese fondo el equivalente a cinco por ciento del salario base de los trabajadores, pero, de acuerdo con el dictamen, dicha aportación se dividirá en dos partes: dos por ciento para el ahorro de vivienda y tres por ciento para una subcuenta mixta, con la cual se financiará el seguro de desempleo o, en su caso, un crédito para casa habitación o la pensión del beneficiario.

La pensión universal beneficiará a su vez a cerca de 6 millones de adultos mayores de 65 años.

El monto mensual de la pensión será inicialmente de 580 pesos en 2014, para incrementarse gradualmente y alcanzar en un plazo no mayor a 15 años hasta mil 92 pesos, con la actualización del índice inflacionario.

El gobierno federal constituirá por mandato de ley un fideicomiso en el Banco de México para fondear la pensión universal de los mexicanos que en el futuro alcanzarán la vejez.

La nueva Ley de Pensión Universal establece una multa de entre 100 y 300 días de salario mínimo a quienes presenten documentos falsos para reclamar la pensión universal, además del reembolso de los recursos cobrados indebidamente.

Al comienzo de la sesión, diputados de PRI y de las fracciones del PRD, Movimiento Ciudadano y PT protagonizaron un enfrentamiento a manotazos, empujones y jaloneos por el control de la tribuna en el Palacio de San Lázaro.

Los hechos ocurrieron después de que un grupo de legisladores de las izquierdas, como Manuel Huerta, Alfonso Durazo, Catalino Duarte y Gerardo Villanueva intentaron impedir la votación del seguro de desempleo y la pensión universal, pero priistas como Leobardo Alcalá, José Sergio Manzur y José Rangel encararon a sus adversarios y, con el apoyo de una decena de legisladoras, lograron recuperar la tribuna tomada por unos breves instantes.

El debate reinició con la tribuna custodiada por las diputadas del Revolucionario Institucional.

Previamente, la mayoría conformada por los diputados de PRI, PVEM y Nueva Alianza desechó cuatro mociones suspensivas presentadas respectivamente por Rubén Camarillo, del PAN; Socorro Ceseñas, del PRD; Manuel Huerta, del PT, y Ricardo Monreal, de Movimiento Ciudadano.

Al fracasar el intento opositor de frenar el dictamen y devolverlo a comisiones, el diputado presidente José González Morfín puso a discusión el proyecto hasta concluir por la noche con su aprobación en lo general y en lo particular.